asesor financiero

5 preguntas que le tienes que hacerle a tu asesor financiero para saber si te puedes fiar de él

La mayor parte de la gente que invierte en bolsa lo hace poniéndose en manos de un asesor financiero. Este experto les guía y les indica cuáles son los mejores productos de inversión en función del riesgo que desean asumir y de la rentabilidad que quieran obtener.  El problema es que es difícil encontrar un buen asesor financiero, ya que gran parte de ellos están “casados” con alguna entidad financiera concreta. Para saber si puedes fiarte o no de tu asesor, te proponemos que le hagas las siguientes cinco preguntas.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

¿Me puedo fiar de mi asesor financiero?

  1. ¿Cuál es el total de gastos que voy a asumir?

Es la pregunta más importante de todas. La inversión no es gratis y conlleva una serie de gastos que hay que conocer de antemano. Además de tener muy claro cuál será el precio del servicio de asesoría -y si este es por consulta, por hora o a la entrega de resultados-, también hay que conocer los gastos totales de los productos en los que se invierte, así como los costes de las transacciones internas de los fondos, del cambio de divisa o de las horquillas que se aplican en la compra venta.

Ten en cuenta que en la asesoría financiera el gratis total no existe, por lo que si un asesor financiero te ofrece un 0% de gastos te está mintiendo. Solo las grandes fortunas obtendrán comisiones por debajo del 0,5%. Para el inversor normal, un margen de entre el 1,5% y el 2,5% en gastos es lo normal. Menos gastos sería muy bueno y más gastos no es justificable.

  1. ¿Cómo va a diversificar mi inversión?

Si el asesor financiero propone invertir todo el dinero en una sola compañía, en un solo país o en un solo sector, posiblemente esté especulando. Deberías huir. Un buen asesor propondrá crear una cartera globalmente diversificada que incluya muchas empresas de diferentes sectores y de diferentes países, además de renta fija, tanto corporativa como pública.

  1. ¿Podría mostrarme un ejemplo de un plan realizado por usted?

Es importante conocer el trabajo y la especialización del asesor financiero en el que vamos a depositar nuestra confianza y qué mejor manera de hacerlo que estudiando algunos de sus trabajos actuales. Un buen asesor debería mostrarnos, además de información amplia en forma de texto, también tablas y gráficas con las rentabilidades de distintos fondos y productos en función del riesgo que asume queramos asumir.

  1. ¿Cuál será el impacto fiscal de mi inversión?

Tan importante es conocer la rentabilidad de la inversión como la fiscalidad vinculada a la misma. El asesor debería ponernos al día en este aspecto y explicarnos con pelos y señales la factura que deberemos pagarle a Hacienda por los beneficios que obtengamos invirtiendo nuestro dinero. Ni os imagináis las sorpresas que se llevan muchas personas que invierten en planes de pensiones cuando llega el momento de recuperar el dinero…

  1. ¿A qué información tendré acceso?

Antes la inversión era un poco tabú y difícil de comprender. Gracias a internet, hoy en día ocurre todo lo contrario. Ya no es necesario visitar a nuestro asesor cada cierto tiempo para que nos ponga al día sobre nuestra inversión, sino que bata con disponer de las herramientas online adecuadas para poder comprobar desde casa cómo crece nuestro dinero.

Sin embargo, eso no quita que el asesor deba estar ahí para resolver las dudas que nos surjan. Por ello, es importante tener claro con qué frecuencia recibiremos actualizaciones sobre nuestra inversión. Hay asesores que mandan información mensual, otros trimestral y algunos anual. Muchos asesores también mandan información general sobre inversión a sus clientes para que estos aprendan, por ejemplo, sobre el funcionamiento de los mercados financieros.

 

¿Necesitas una ayuda extra? En Vivus tenemos nuestros créditos rapidos  con los que te ofrecemos hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para que hagas frente a cualquier imprevisto de forma sencilla. ¡En 10 minuto y sin apenas papeleo!