Ahorrar uniforme escolar

6 Reglas para ahorrar en el uniforme escolar

Ya os hemos hablado en nuestro blog de Vivus sobre cómo ahorrar en la vuelta al cole de nuestros hijos y, en particular, sobre cómo ahorrar en la compra de material escolar. Llega el turno de analizar ahora cómo ahorrar en otro de los gastos más significativos de septiembre para muchas familias: el uniforme escolar.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

Vaya por delante que el uniforme del colegio puede suponer un ahorro anual a las familias por encima de los 200 euros. Sin embargo, es difícil evitar que supongan un gasto extra en la temida cuesta de septiembre. Por esta razón, repasaremos algunos consejos para ahorrar en la compra de los mismos.

  1. Hacer una lista. Un uniforme no es sólo un uniforme: pantalón o falda, polos de manga corta y manga larga, chaqueta, abrigo, calcetines y leotardos, zapatos, chándal y zapatillas deportivas… Hay un mundo detrás de cada uniforme. Por ello, lo primero es elaborar una lista con todo lo que necesitamos para nuestro hijo para tener claro por dónde empezar a comprar.
  2. Trueque y segunda mano. Lo normal es que los colegios ofrezcan a las familias una lista de establecimientos en los que se pueden adquirir los uniformes. Sin embargo, esto no debe hacernos olvidar que existe un mercado de trueque y segunda mano a nuestro alrededor. Los niños crecen pero los uniformes no. Por esta razón, ¿por qué no preguntar a familias con hijos en cursos superiores al nuestro si les interesaría vendernos o intercambiar por otra cosa ese uniforme que se ha quedado pequeño?
  3. Comprar en internet. En la web también podemos encontrar numerosas tiendas online que ofrecen uniformes compatibles con diferentes colegios. En otras ocasiones, cuando los uniformes no están especialmente diferenciados de otros, podemos recurrir a uniformes que posteriormente se complementan cosiendo a mano el escudo del colegio.
  4. Las compras escalonadas también son una opción muy interesante para no tener que soportar el gasto total de una sola vez. Podemos empezar a comprar unas prendas un mes y otras prendas otras o aprovechar las ofertas de cada temporada para ahorrarnos así de tener que hacer frente a una inversión inicial  tan grande.
  5. Comprar una o dos tallas más grandes. Tal vez esta sea la mejor forma de ahorrar pensando en el futuro. Nadie se dará cuenta de que nuestro hijo tiene una talla más en su uniforme. Sin embargo, este hecho nos permitirá volver a utilizar dicho uniforme el año próximo, con el ahorro tan importante que ello supone.
  6. Organiza compras conjuntas junto a otros padres recurriendo directamente a distribuidores mayoristas. Un fabricante puede ofrecernos un uniforme escolar entre un 30 y un 50 % más barato que un distribuidor. Sin embargo, no nos venderá sólo una unidad. Por ello, quizás haya llegado el momento de hablar con otros padres y organizar una compra al por mayor para un grupo numeroso de escolares.

¿Se te ocurre algún consejo más?

 

¿Buscas un préstamo sin papeleos?  En Vivus te ofrecemos un crédito de hasta de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas). Con nuestros préstamos podrás hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. La solicitud es muy sencilla y rápida: ¡Diez minutos y sin apenas papeleo!