comidas baratas

10 comidas baratas y sanas que te ayudarán a ahorrar en el día a día

Mantener una buena alimentación es fundamental para tener una vida sana. Además, al contrario de lo que muchas personas puedan pensar, seguir una dieta equilibrada no tiene por qué suponer un coste elevado que repercuta negativamente en nuestra economía familiar. De hecho, preparar comidas basadas en productos frescos y saludables puede llegar a ser una de las mejores formas de ahorrar sin apenas darnos cuenta. Incorporar a nuestra dieta diaria comidas baratas es posible gracias a una buena planificación ya que, a menudo, la falta de previsión hace que optemos por productos precocinados que salen más caros y que tienen efectos negativos tanto para nuestro bolsillo como para nuestra salud.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

Un factor importante para el ahorro es tener un presupuesto prefijado para la manutención y tratar de cumplirlo a rajatabla. Una persona puede comer todos los días de la semana de forma saludable por unos 30 o 40€. Comparar los precios de los mismos productos en diferentes supermercados puede ayudarte a ajustar más tus gastos en comida. Pero, para ello, es fundamental planificarse de forma correcta.

Diseña un menú semanal y dedica un día a comprar todos los alimentos que vas a necesitar. Plantéate no volver al supermercado durante el resto de la semana. Si lo haces bien y eres creativo, puedes estirar la compra más de lo que te imaginas.

Asimismo, es buena idea aprovechar las ofertas. En muchos supermercados bajan el precio cuando se acerca la fecha de caducidad. Beneficiarse de estas oportunidades puede suponer un ahorro mensual importante. Además, no tendrás que renunciar a los productos que más te gustan.

Quizá te interese leer | ¿Cuánto cuesta la cesta de la compra en las principales ciudades del mundo?

Ideas de comidas baratas

Lentejas, garbanzos, alubias… cualquier plato basado en legumbres es una opción excelente, ya que se compone de ingredientes de muy bajo coste que aportan un gran número de nutrientes. Un guiso de garbanzos con espinacas, un potaje de judías blancas con chorizo o unas lentejas peladas con verduras son tres ejemplos de comidas baratas que pueden hacer que te chupes los dedos por menos de 3€ por ración.

Un truco que no debes olvidar es aprovechar todas las sobras: si incluyes un cocido en tu menú, recuerda que después puedes hacer ropa vieja con los restos o preparar unas deliciosas croquetas. Si haces verduras o pescado cocidos y no te lo comes todo, puedes preparar una rica sopa de fideos. Trata de pensar con antelación cómo aprovecharás la comida que pueda sobrar.

Los platos de arroz también suelen ser económicos y, además, son una opción ideal para las visitas. Un arroz con conejo es una receta barata que encantará a tus invitados. También puedes sorprenderles preparando una barbacoa de verduras de temporada con productos que, además de asequibles, son frescos y saludables.

En definitiva, si quieres, puedes ahorrar preparando comidas baratas. No olvides que lo importante es tu salud y opta siempre por productos caseros y de calidad. Tu bolsillo y tu organismo lo agradecerán.

Quizá te interese leer | 9 trucos para ahorrar en el hogar