nómada digital

4 consejos por si quieres convertirte en nómada digital

¿Te gustaría viajar por el mundo y conocer países lejanos mientras trabajas en lo que te apasiona? Algunas personas lo han conseguido. Se hacen llamar nómadas digitales. Un nómada digital es aquel que gracias a la tecnología puede desarrollar su trabajo de forma remota mientras viaja y conoce todos los confines del planeta. Muchos lo intentan pero solo unos cuantos lo consiguen.

Si te interesa el nomadismo digital pero no quieres quedarte sin gasolina en mitad del trayecto, sigue estos consejos.

Esto es lo que tienes que hacer para ser nómada digital

1º. Plantéate si realmente quieres ser un nómada digital.

Cualquier podría pensar que el estilo de vida del nómada digital es perfecto, que siempre está de vacaciones, que vive la vida que quiere… ¿pero es realmente así? Un nómada digital siempre está fuera de casa y lejos de su familia. Hoy en Suecia, mañana en Moscú y pasado en Bogotá, sin hogar y sin raíces.

Debes plantearte muy seriamente si esa es la vida que quieres tener. No tendrás hipoteca, pero tampoco tendrás casa. Conocerás a cientos de personas, pero no podrás consolidar tus relaciones. ¿Y si quieres crear una familia y tener hijos en el futuro? No todo es jauja en el mundo del nómada digital.

2º. Crea tu negocio antes de convertirte en nómada digital.

Si tienes claro que quieres ser un nómada digital, necesitas crear un negocio que genere ingresos que te permitan viajar. Sin una fuente de ingresos estables, trabajar a la vez que viajas solo será una utopía. Este negocio, que imaginamos será digital, debes montarlo desde la seguridad de tu hogar.

Cuando empieces el viaje tu empresa ya debería estar funcionando a pleno rendimiento. Y no solo eso, también debería funcionar en piloto semiautomático. No puedes irte a Bogotá a vivir si necesitas dedicarle 10 horas diarias para que funcione. Para eso, quédate en casa.

3º. Cambia tiempo por dinero hasta que tu negocio eche a andar.

En el punto anterior te aconsejamos empezar tu nomadismo digital solo cuando tu negocio ya genere ingresos estables. Como imaginarás, eso implica tiempo. Quizás mucho tiempo. ¿Y qué hacer mientras tanto? Como vivir no es gratis, además de trabajar en tu empresa necesitarás ganar dinero. En otras palabras, tendrás que trabajar para otros.

Deberás cambiar tu tiempo por dinero en tanto tu negocio no sea capaz de cubrir la totalidad de tus gastos mensuales. Poco a poco podrás jugar con tu tiempo. Por ejemplo, si necesitas 1.000 euros al mes y tu negocio digital comienza a generar 300 euros mensuales, podrás reducir el tiempo que dedicas a los trabajos por cuenta ajena para avanzar más rápido en tu proyecto propio.

4º. No te relajes nunca.

Con mucho esfuerzo y un poco de suerte conseguirás poner tu empresa en cifras positivas y cubrir tu nuevo estilo de vida con los ingresos que va generando. Ya puedes hacer la maleta e irte a conocer el mundo. Has cumplido tu sueño. ¿Significa esto que comienzan unas vacaciones eternas? Para nada.

Como dejes de prestar atención a tu negocio y te relajes, estás perdido. El mundo de los negocios digitales avanza muy rápido y lo que hoy es rentable quizás mañana no lo sea. Mantente ilusionado, mantente motivado y nunca bajes la guardia. En el momento en que lo hagas los ingresos cesarán y tendrás que volver a casa de forma anticipada.