saber si eres rico

Cómo saber si eres rico

¿Es posible saber si eres rico? Imagina a dos amigos: Juan y Alberto. Juan tiene un sueldo anual de 200.000 euros como analista financiero, vive en su flamante chalet frente a la costa de Marbella y conduce un precioso Porche Cayenne negro. Alberto, mientras tanto, es profesor de una academia, gana 24.000 euros al año, vive de alquiler en el extrarradio de Zaragoza y no tiene coche.

¿Cómo puedes saber si eres rico?

Si os preguntásemos quién es más rico de los dos, con toda seguridad responderíais que Juan. Lo normal es asociar riqueza con altos ingresos: si una persona gana mucho dinero, es rica; si gana poco, es pobre. Esta premisa, sin embargo, dista mucho de ser cierta.

Tal vez Alberto, a pesar de su sueldo tan elevado, apenas pueda llegar a final de mes y no pueda permitirse estar ni un solo día sin trabajar porque tiene que pagar una cuota hipotecaria enorme, el carísimo colegio privado de sus hijos, la letra del Porche y toda la ristra de gastos que le cuelgan a un alto status social y a un estilo de vida muy caro.

Mientras tanto, a pesar de su sueldo modesto, Juan apenas tiene gastos fijos, lo que le permite ahorrar el 40% de su sueldo cada mes. Si lleva haciendo esto durante una década e invierte cada euro que ahorra, ahora tendrá varios años de libertad financiera, por lo que podría dejar de trabajar durante bastante tiempo y dedicarse a viajar, su gran sueño, y a disfrutar de la vida.

Entonces, ¿quién es más rico de los dos? Alberto vive estresado cada día  y sufre grandes problemas para llegar a final de mes. Si perdiese su trabajo o simplemente le redujesen el sueldo, se volvería insolvente y no podría mantener su tren de vida. Está condenado a trabajar durante el resto de su vida y a ganar cuanto más dinero mejor.

Juan, por su parte, ha hecho números y cree que dentro de cinco años podrá convertirse en rentista, es decir, podrá dejar de trabajar para siempre y vivir de los intereses que le generan sus inversiones. Esto lo ha conseguido gracias al ahorro y a que ha sabido beneficiarse del funcionamiento del interés compuesto. Y tú, ¿cómo puedes saber si eres rico?

Activos y pasivos, la clave de la riqueza

Como podéis ver, altos ingresos y riqueza son dos variables que no tienen por qué estar relacionadas. Quizás te suenen los nombre de famosos deportistas como Scottie Pippen, Antoine Walker, Mike Tyson, Paul Gascoigne o Boris Becker. Todos tiene algo en común: ganaron millones de dólares mientras estuvieron en la élite, pero lo perdieron todo y se quedaron en la ruina.

Por tanto, para saber si una persona es o no rica hay que observar cuáles son sus activos y cuáles son sus pasivos. Robert Kiyosaki, autor del libro Padre Rico Padre Pobre, decía que un activo es todo aquello que hace que entre dinero en tu cartera, mientras que un pasivo es todo lo que hace que salga dinero de la misma.

La gente pobre tiende a acumular pasivos. Por ejemplo, una casa con hipoteca para vivienda habitual, un coche, una moto, deudas al consumo, ropa de marca, muebles caros, smartphone de última generación… La gente rica, sin embargo, prefiere acumular activos, como una casa que destina al alquiler, acciones, fondos de inversión, rentas vitalicias…

Ahora hazte esta pregunta: ¿cuánto tiempo podrías estar sin trabajar y manteniendo tu nivel de vida actual si te quedases sin trabajo? La respuesta determinará lo rico que eres. Así que ya sabes, ¡olvida los pasivos y empieza a acumular activos!