remarketing

Qué es el remarketing (o por qué los banners te persiguen)

Imagina que entras a la tienda de ropa de un centro comercial, echas un vistazo a una chaqueta y te vas sin comprarla. ¿Te imaginas que tras salir del local el vendedor te persiguiese por todas partes con la chaqueta en la mano gritando 20% de descuento si lo compras ahora mismo?

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

Sería de locos, ¿verdad? Pues este comportamiento es más habitual de lo que imaginas en el mundo digital. Seguramente alguna vez te ha pasado que tras buscar información sobre algún producto en Google, por ejemplo, mochilas, los banners publicitarios anunciando mochilas han comenzado a perseguirte por todo lo ancho y largo de internet.

Facebook, Instagram, tu web favorita de noticas… No, no te has vuelto loco y ves mochilas por todas partes. Es el remarketing, querido lector. Una de las técnicas preferidas por los marketers para animarte a comprar aquello sobre lo que ya has buscado información previamente en la red.

¿Qué es el remarketing?

El remarketing es una técnica de marketing digital que consiste en intentar repescar a los usuarios que visitaron una web buscando información sobre algún producto o servicio, pero que finalmente cerraron la ventana del navegador y no compraron nada.

Gracias a las cookies que se quedan guardadas en los navegadores, las empresas vendedoras consiguen reconocer de forma automática a esos usuarios que se marcharon sin comprar y les muestran anuncios de los productos que visitaron.

¿Cómo funciona el remarketing?

Podríamos hablar de cuatro etapas en todo proceso de retargeting:

  1. El usuario visita una web pero no compra nada.
  2. Al marcharse, se va con una cookie.
  3. Se le incluye en una lista de remarketing.
  4. Se le envía publicidad de refuerzo.

El objetivo del retarketing es evidente: hacer que el usuario reconsidere la posibilidad de adquirir ese producto sobre el que ya ha mostrado interés. Dado que es muy difícil que una persona compre algo en su primera interacción, sobre-estimulándole con banners se aumenta la probabilidad de cerrar la venta.

Algunas curiosidades sobre el remarketing

En ocasiones, con el remarketing se ofrece algún descuento especial o cualquier otra acción de refuerzo que no se empleó en la primera interacción. La intención es convencer al usuario para que acabe comprando.

Existen diferentes tipos de remarketing en función de cómo se intente captar al usuario y de qué tipo de anuncios se les muestre. Puede distinguirse, por ejemplo, entre remarketing estándar, exclusivo para aplicaciones móviles, por lista de distribución o de vídeo.

Las ventajas para la empresa anunciante son más que evidentes. Además de poder personalizar al cien por cien a su público objetivo, gracias al remarketing pueden enviarles recordatorios sobre su existencia con la frecuencia que deseen (a diario, semanalmente…).

 

Si necesitas una ayudita extra, en Vivus podemos ofrecerte un préstamo rápido de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para poder hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!