landing page

¿Qué es una landing page?

Si estás empezando con un negocio digital seguro que has oído el concepto de landing page en numerosas ocasiones. Para la mayoría de los profesionales del marketing digital, son una de las claves en el éxito de muchos negocios online.

Una landing page o página de aterrizaje es una página web muy sencilla a la que se dirige el tráfico web (banners, Ads, emailing, Facebook Ads…) con el objetivo de lograr una acción concreta por parte del usuario, que en la mayoría de los casos es conseguir su email.

Se trata de webs que están focalizadas al cien por cien en la conversión, por lo que carecen de “distracciones” en forma de menús, enlaces de interés o cualquier otro tipo de estímulo que pueda provocar una acción distinta a la pretendida con la landing.

¿Cómo funciona una landing page?

Te lo explicamos con un ejemplo para que veas que es más sencillo de lo que parece:

Imagina que estás leyendo un artículo de uno de tus blogs favoritos y justo abajo del todo encuentras un botón (Call-to-action o CTA en lenguaje marketiniano) que tienes que pulsar para descargarte un ebook que por el titular (con bastante clickbait) parece bastante interesante.

Decides hacer clic y la web te redirige a otra url. Acabas de entrar en una landing page en la que solo puedes hacer dos cosas: cerrarla desde el menú superior o dejar tu email en un formulario de contacto para poder recibir el ebook en tu correo.

Dejas tu email, aceptas la política de privacidad, das tu consentimiento explícito para recibir informaciones comerciales y haces clic en el botón “Quiero mi ebook”. En pocos segundos lo tienes en tu email. ¡Enhorabuena!

A cambio, la web habrá conseguido tu nombre y apellidos y tu correo electrónico (llámalo lead), por lo que podrá contactar contigo en posteriores ocasiones, ganarse tu confianza, mantenerte al día de las nuevas publicaciones y, con toda probabilidad, intentar venderte algo antes o después.

¿Qué tipos de landing page existen?

La landing page que te acabamos de describir tiene como objetivo generar un lead y es una de las más habituales en internet, pero no es la única.

La mayoría de los ecommerce usan landing pages con el propósito de vender. Para lograrlo, describen el producto y la oferta de forma atractiva, tratando así de generar la compra por parte del usuario. Normalmente siguen la misma estética de la web, se alojan en esta y solo se diferencian de ella en el trabajo extra de SEO que tienen para aparecer en Google.

Otro tipo de landing page es el llamado microsite,  que es una web diseñada específicamente para un propósito, por ejemplo, inscribirse a un webinar. Suele usarse en campañas de Google Ads para lograr más tráfico.

¿Qué debe incluir una landing page?

Depende del objetivo de la misma. Si tomamos como referencia la del ejemplo que te proponíamos, sus elementos claves serían:

  • Una url corta para evitar que resulte sospechosa.
  • Un buen titular para captar la atención del usuario.
  • Una breve descripción del producto/servicio que invite a seguir leyendo la web.
  • Una buena imagen, aunque algunos expertos creen que esto podría desviar la atención del usuario.
  • Un buen texto que entre en la cabeza del usuario y que le convenza de que debe dejarnos su email.
  • El CTA final.

Si estás interesado en crear una para tu negocio online, no hará falta que contrates a un informático. Si usas WordPress como CMS, cualquier maquetador visual como Elementor o Thrive Architect incluye multitud de plantillas de landing pages.

 

Si necesitas una ayudita extra, en Vivus podemos ofrecerte un préstamo rápido de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para poder hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!