Cuándo hay que pasar la ITV al coche

Cuándo pasar la ITV: todo lo que tienes que saber

La ITV o Inspección Técnica de Vehículos es un requisito que hay que tener al día en cada vehículo del que seamos propietarios. Se trata de una revisión técnica, como su propio nombre indica, que asegura que nuestro medio de transporte cumple con los requisitos técnicos para circular por las vías públicas, es decir, que los componentes del vehículo, por ejemplo, los frenos, las luces y las emisiones, son seguros y están correctos.

En este artículo te explicaremos qué elementos revisa la ITV, cada cuánto tiempo hay que pasarla, dónde puedo comprobar si la tienes en vigor… En definitiva, todo lo que necesitas saber sobre este trámite legal y obligatorio.

 

Lee también: Los 50 radares de tráfico que más multan en España

 

¿Qué elementos revisa la ITV?

Los elementos más relevantes que pasan revisión en la Inspección Técnica de Vehículos son:

  • Marca, modelo y número de bastidor: la documentación del vehículo debe ser correcta, coincidiendo lo que refleja esta, el permiso de circulación y la ficha técnica, con la realidad.
  • Carrocería y chasis: se observa si estos elementos tienen algún defecto que pueda poner en peligro la seguridad del vehículo. También se observan otros elementos exteriores como, por ejemplo, los parabrisas.
  • La seguridad del interior: igualmente se comprueba que los elementos de seguridad del interior del vehículo cumplen con sus funciones correctamente. Se presta especial importancia a los cinturones de seguridad.
  • Luces: son la manera de comunicarnos con los demás vehículos mientras circulamos, por lo que son un elemento muy relevante a la hora de mantener la seguridad en nuestro vehículo. Así, en la ITV, se revisará que funcionan de manera adecuada las luces de intermitencia, las de posición, cruce, carretera, marcha atrás y antiniebla.
  • Se comprueba también que el vehículo no genera unas emisiones superiores a las tablas, establecidas por fecha de fabricación y combustible.
  • Los frenos también se revisan de manera concienzuda, pues es uno de los elementos de seguridad del vehículo más relevantes.
  • La dirección: que nuestro vehículo responda correctamente a las órdenes que le suministramos a través del volante es también un elemento central de la ITV.
  • Neumáticos y todo lo relacionado con ellos: ejes, ruedas y suspensión.
  • Motor: que funcione de manera óptima y que todos los elementos principales de este, como el refrigerante, el aceite.. sean suficientes y correctos.
  • Elementos especiales: solo en el caso de que el vehículo tenga algún tipo de particularidad, por ejemplo, que sea apto para el transporte de mercancías peligrosas o transporte escolar, etc.

 

La relación entre ITV y seguro Obligatorio

Para que la Inspección de nuestro vehículo tenga un resultado satisfactorio, debemos tener en orden el seguro obligatorio, pues sin certificar que esto es así la ITV no puede aprobarse.

Además, hay un punto importante que debemos tener en cuenta al pasar la Inspección Técnica del Vehículo: si nos retrasamos, además de la conveniente sanción que puede acarrearnos por parte de las autoridades, si tuviésemos un siniestro, la compañía de seguros puede alegar que no se responsabiliza, pues no estás cumpliendo con los requisitos obligatorios inherentes al vehículo.

 

Lee también: Cómo saber si tengo una multa de tráfico

 

¿Cada cuánto tiempo tengo que pasar la ITV?

La periodicidad para realizar la ITV depende del tipo de vehículo:

  • Ciclomotores. Durante los tres primeros años están exentos de pasar la revisión. A partir del tercer año, se debe pasar cada dos años.
  • Motocicletas, quads y turismos. Todos estos vehículos están exentos de pasar la ITV en los cuatro primeros años. A partir de este momento, debe pasarse cada dos años. Además, los turismos, cuando cumplen su décimo año, exigen una ITV anual.
  • Vehículos de alquiler y autoescuela. Están exentos durante los dos primeros años. Después, entre los dos y los cinco años, la revisión debe ser anual. A partir de quinto año deben pasar una ITV semestralmente.
  • Camiones. En este tipo de vehículos depende mucho del tonelaje. Si son vehículos hasta 3500 kg están exentos durante los dos primeros años, luego deberán pasar una ITV cada dos años hasta cumplir los seis, donde se aumenta a una anual y, si suma más de diez años, debe pasar una semestralmente. Mientras tanto, los vehículos de más de 3500 kg deben pasar una ITV anual hasta los diez años y, al igual que en el caso anterior, si pasa de los diez años, una semestral.
  • Otros vehículos especiales. Ambulancias, taxis, caravanas, tractores agrícolas y otros vehículos especiales, todos ellos tienen fechas y tiempos específicos. Es importante, si somos propietarios de un vehículo de estas características, tener la información clara de cuándo debemos hacer frente a este trámite.

 

¿Cómo compruebo cuándo me toca pasar la ITV?

Hay distintos documentos que debemos tener a mano para afrontar con éxito la ITV:

  1. Tarjeta de inspección técnica de vehículos. En esta tarjeta, que seguramente guardas en la guantera de tu turismo, podemos ver un apartado que reza “Fecha de inspección” y otro que nos indica hasta cuándo es válida dicha inspección. Ahí se van anotando las fechas en las que se ha realizado la ITV y cuándo será la próxima.
  2. Informe de inspección. En la parte inferior de informe que nos entregan al pasar la ITV también aparece la fecha de la próxima visita.
  3. Permiso de circulación. En este documento encontraremos la fecha de primera matriculación. En relación a esta deberemos calcular cuándo es necesaria nuestra primera visita a la ITV.
  4. Distintivo ITV. Cuando realizamos la revisión, si esta es satisfactoria, nos entregarán una pegatina donde aparece hasta qué mes de qué año es válida la ITV.

 

¿Puedo llevar la ITV caducada?

Rotundamente no. Si nos pasamos un solo día de la ITV se nos podrá sancionar por parte de las autoridades competentes con una multa de entre 200 € y 500 €, dependiendo de la gravedad de la infracción, pues si la ITV es negativa o desfavorable también estamos cometiendo una infracción al circular con dicho vehículo.

Por tanto, deberías solicitar la cita previa a la inspección de ITV con tiempo, de forma que el día en el que puedas acudir a realizar dicho trámite sea una fecha anterior al día en que cumple la ITV actual ya que, tener una cita para pasarla con fecha posterior a este día, aunque puedas demostrar este hecho, no te eximirá de una sanción por parte de las autoridades.