Airbnb

Airbnb: Ventajas e inconvenientes de la aplicación de moda

Airbnb es la plataforma de alquiler privado de apartamentos, habitaciones, habitaciones compartidas, casas rurales, pisos, chalets, villas… más importante que existe a nivel mundial. Desde su comienzo en noviembre de 2008, el crecimiento de este portal ha sido casi exponencial y cada vez más viajeros se decantan por esta opción a la hora de buscar un alojamiento.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

Si tú aún no lo has probado, a continuación repasamos las principales ventajas e inconvenientes de la plataforma.

Quizá te interese leer | Qué es Car2go y cómo puede ayudarme a ahorrar

Ventajas de Airbnb

  1. Es bastante más económico que un hotel y ofrece mucha más libertad.
  2. Máxima confianza en la reserva. Muchas personas tienen miedo de que las estafen al reservar un alojamiento privado por internet. Con Airbnb este miedo desaparece, ya que la web ofrece las evaluaciones de los anteriores inquilinos. Ojo, también se evalúa a los huéspedes. Además, Airbnb actúa como intermediario en los pagos, lo cual aporta bastante confianza a la transacción.
  3. Alojamientos para todos los gustos. No importa el tipo de alojamiento que busques: seguro que Airbnb lo tiene. Desde casas en el campo hasta pisos en ciudad pasando por chalets en primera línea de playa, modernos estudios, villas de lujo e incluso algún que otro castillo.
  4. Una experiencia diferente. Airbnb nos ofrece una experiencia genuina que jamás nos ofrecerá un hotel. Alojándonos en una casa particular experimentaremos la calidez de ese hogar, de esa familia y de ese vecindario. Ninguna cadena hotelera puede aportar una emoción parecida a esta.

Quizá te interese leer | Cómo aprender inglés con recursos gratuitos

Inconvenientes de Airbnb

  1. La frescura de Airbnb se convierte a su vez en su mayor inconveniente. Los estándares de calidad para los hospedadores son mucho más flexibles y nunca recibiremos el trato profesional de un hotel. Lógicamente, tampoco nadie nos cambiará las sábanas, nos lavará la ropa o nos llevará el desayuno a la cama.
  2. Restricciones en el horario de llegada. La hora de llegada suele pactarse con el anfitrión, ya que este tiene que desplazarse para darnos las llaves y la bienvenida. Esta situación puede ser un poco estresante y requiere un contacto directo con esta persona si hay algún imprevisto con los horarios.
  3. No es posible cancelar las reservas y si queremos modificarla (por ejemplo, ampliar un par de días) es necesaria la aprobación del arrendatario.
  4. Hay que ir de compras. Normalmente, la comida no está incluida en el alojamiento, por lo que si no llevas la comida en la maleta, nada más llegar a tu destino has de ir al supermercado a hacer la compra, o bien optar por salir a comer fuera.
  5.  No hay check-out. Previo pago, en los hoteles es habitual que te guarden las maletas el último día para así poder aprovechar al máximo tu estancia. Con Airbnb esta opción no existe, por lo que tal vez tengas que dar tu último paseo por la playa con una maleta a cuestas.

Quizá te interese leer | Las mejores apps para hacer videoconferencias

 

¿Buscas una ayuda extra? En Vivus te ofrecemos un minipréstamos de hasta de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas). Con nuestros préstamos podrás hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. La solicitud es muy sencilla y rápida: ¡Diez minutos y sin apenas papeleo!