ser más feliz

6 rutinas para ser más feliz en tu día a día

Aunque a menudo se nos olvida, en este mundo estamos de paso. Los 83 años que vivimos de media dan para mucho pero pasan rápido. Todos los expertos coinciden en que unos buenos hábitos, entendiendo hábitos como una rutina sostenida en el tiempo, suponen la diferencia de felicidad en el largo plazo. Estas son seis rutinas que, si las mantienes día a día, te ayudarán a ser más feliz.

Ser más feliz es fácil su sabes cómo

ser más feliz

1º. Meditar

Hay mucha leyenda y desconocimiento alrededor de la meditación. Pensamos que es algo de hippies y abraza-árboles cuando hay pruebas científicas demostrando sus beneficios para cualquiera que la practique. Tampoco es necesario convertirte en el buda de tu barrio, con unos pocos minutos al día podrás palpar lo positivo de una rutina meditadora y ser más feliz.

2º. Pasa un poco de frío cada día

Vivimos sobrealimentados y sobrecalentados. En invierno salimos de casa con la calefacción, vamos al coche sin pisar la calle y nos metemos directos en la oficina, siempre a 23º cuando fuera hace un frío que pela. Puede parecer cómodo pero nos hace más débiles. No se trata de pasar frío por obligación, sino de convivir con las condiciones meteorológicas de cada época.

Cómo entrenarlo: hay gente que se da duchas frías o se baña en la playa todo el año. Si tiritas solo de pensarlo, desplazarte en bici o caminando al trabajo puede ser más que suficiente.

3º. Dejar la cocina recogida cada noche

Después de la habitación el espacio de la casa en el que pasamos más tiempo es la cocina. También el que más ensuciamos. Lo peor de una sesión de masterchef casero siempre es lo mismo: una torre de platos, ollas y utensilios esperando ser recogidos. El demasiado frecuente “ya lo recojo mañana” se traduce en un shock inmediato al entrar al día siguiente y encontrarte el fregadero como Vietnam.

Si no te encanta el olor a Fairy por las mañanas, toma la rutina de recoger cada día la cocina. El primer café te sabrá mucho mejor.

4º. Apunta tus ideas

El cerebro humano, por mucho que el sistema educativo se empeñe, no está diseñado para almacenar, sino para crear. Te habrá pasado estar haciendo cualquier tarea, como recoger la cocina, y que una idea genial venga a tu cabeza. – “Cuando acabe lo miro” -, pero a los 10 minutos esa idea que parecía imposible de olvidar se ha esfumado de tu mente.

Tomar la costumbre de anotar estas ideas y ocurrencias permite a tu cerebro liberarse de la presión por recordarlas y seguir haciendo lo que mejor sabe, crear.

5º. Ponte objetivos deportivos

Correr 20 km, acabar la San Silvestre, hacer 10 dominadas seguidas, da igual el reto que te propongas siempre que requiera constancia y esfuerzo. El entrenamiento mental que implica preparar un objetivo así es incluso más potente que el físico. Desarrollarás una capacidad que se ha demostrado como la más importante para una vida exitosa, la capacidad de posponer la gratificación.

6º. Come comida real

No podía faltar una rutina relacionada con la alimentación, ¿verdad? Cuando hablamos de comida real nos referimos a alimentos que llegan a tu cocina como la naturaleza los proporciona. Frutas, hortalizas, carne o pescado fresco, ¿has visto alguna vez que un plátano, un tomate o un salmón tenga una pegatina con lo que contiene? La comida real no necesita etiquetas.