Vuelve

Diez años de PIB: así ha cambiado la economía española en una década

13/7/2022
Autor
Vivus

Hace diez años, la economía española atravesaba uno de los periodos más complicados de su historia. La crisis económica de 2008, provocada por el sobreendeudamiento mundial y una burbuja inmobiliaria que hizo todavía más estragos, hizo que el PIB cayera casi un 4%, y marcando el camino para lo que vendría después.

La crisis de deuda en España2012-2013

En 2010, comenzó un pequeño periodo de recuperación económica en España, aunque todavía muy débil. La tasa de paro había aumentado hasta el 20% de la población activa. Es decir, 1 de cada 4 personas que estaban en edad de trabajar y buscando activamente trabajo no podía encontrar un empleo.

 

En estas circunstancias, llegó el año 2012, y un tsunami de deuda pública provocó una crisis de solvencia de los estados europeos. Esta crisis fue especialmente intensa en los países europeos periféricos, coloquialmente conocidos como PIGS (acrónimo de Portugal, Italia, Grecia y España).

 

La prima de riesgo aumentó hasta niveles sin precedentes. En julio de 2012, la prima de riesgo aumentó hasta los 636 puntos básicos, encareciendo la emisión de deuda pública española y poniendo en riesgo la propia viabilidad del euro. En estas circunstancias, el PIB cayó un 3% en 2012 y un 1,4% en 2013, revirtiendola débil recuperación que se empezaba a atisbar en 2010.

La intervención de Mario Draghi

El 26 de julio de 2012, Mario Draghi, que por aquel entonces presidía el Banco Central Europeo, formuló una frase que ya ha pasado a la historia económica europea:“Haremos lo que sea necesario para salvar al euro y, créanme, será suficiente”.

 

Desde ese momento, el Banco Central Europeo lanzó toda su artillería, con políticas no convencionales que inundó los mercados de liquidez, provocando que los tipos de interés fuese bajos e incluso alcanzasen intereses negativos en los plazos más cortos de la deuda española.

 

El resto de bancos centrales del mundo replicaron esta política monetaria, marcando el camino hacia una época de tipos de interés bajos y estabilización de las primas de riesgo europeas. Todo esto marcó el camino para un periodo económico relativamente estable, y decrecimiento económico que duró siete años.

La recuperación económica y unperiodo relativamente estable

Una vez encauzadas las primas de riesgo, España se preparaba para un periodo de relativa estabilidad. Sin embargo, la tasa de desempleo era todavía demasiado alta, alcanzando el pico en el primer trimestre de 2013, cuando se quedó en el 26,14%, la más alta de la serie histórica.

 

No obstante, las previsiones de los principales organismos mundiales preveían un crecimiento económico muy importante para los siguientes años. La economía española iba como un tiro, al crecer un 3,8% en 2015, y un 3% en 2016 y 2017.La tasa de desempleo iba a remolque de este crecimiento económico, e iba descendiendo de manera paulatina.


Sin embargo, había un problema inesperado: la deflación. La inyección de liquidez de los Bancos Centrales no estaba logrando su objetivo, del 2% de inflación anual. Entre 2014 y 2020, el Índice de Precios al Consumo (IPC) tan solo creció un 2,7%, o un 0,4% en términos anualizados, muy por debajo del objetivo.

 

En realidad, el crecimiento económico no se veía comprometido y, además, la tasa de desempleo continuaba bajando, lo que hizo que los esfuerzos por parte del BCE se intensificaran para intentar aumentar la inflación, continuando con su estrategia monetaria.

La crisis del coronavirus

Llegó 2020 y, con él, la enfermedad de la covid-19. En marzo de 2020, el gobierno de España decretó el Estado de alarma y el consecuente confinamiento total de la población para frenar la expansión del coronavirus, que estaba saturando los hospitales. De hecho, en la Semana Santa de 2020, se prohibió toda actividad no esencial, parando de manera súbita y total la economía española.

En el segundo trimestre de 2020 se registró la mayor caída del PIB de la historia de España. En términos intertrimestrales, el PIB cayó un 17,7%, y cayó hasta un 21,5% en términos interanuales.

Sin embargo, en aquel momento, los expertos coincidían en que la recuperación sería igual de rápida que la caída, con una recuperación en forma de “V”. El motivo es que no había ningún elemento macroeconómico que hiciese pensar que la crisis fuese a ser larga, especialmente si la situación se resolvía de manera rápida. 

En el tercer trimestre de 2020, el PIB creció un 16,8%, haciendo pensar que la economía se había recuperado. Pero el coronavirus todavía estaba ahí, y aunque se había aliviado la presión asistencial, todavía había rebrotes que hacían pensar en futuras olas que provocasen restricciones sobre el empleo. Y, realmente, así fue.

La recuperación económica no fue tan rápida como se esperaba, y algunos organismos tuvieron que revisar sus previsiones ala baja. 

La recuperación pospandemia

2021 fue un año de transición. El descubrimiento de una vacuna y su inoculación en la población fueron el primer paso para acabar con la crisis sanitaria. La economía seguía creciendo, aunque muy tímidamente, ya que las restricciones seguían presentes. A finales de 2021, el PIB había crecido un 6,4% en términos interanuales, muy lejos de las previsiones iniciales.

En España, la mayoría de la población estaba vacunada, lo que hizo que se relajasen las restricciones. En 2022, se retiraron prácticamente todas ellas, pero surgieron otros eventos inesperados: la crisis de suministros, la guerra entre Rusia y Ucrania y la presión sobre el precio de las materias primas, especialmente el petróleo.

Todos ellos provocaron un importante aumento de la inflación, hasta llegar al 8,2% en mayo de 2022, la tasa más alta en 37años. Los bancos centrales comenzaron a relajar medidas para luchar contra la inflación, con aumentos en los tipos de interés y la eliminación total de los programas de compras de activos.

Esta situación previsiblemente tendrá impacto sobre el crecimiento económico, y todo hace prever que el PIB crecerá de manera mucho más moderada de lo esperado. Al menos hasta que la inflación vuelva a su senda normal.

Últimos artículos:

Quiero ganar más dinero, ¿por dónde empiezo?

Planes de pensiones paneuropeos, todo lo que necesitas saber

Nueve consejos para ahorrar 500 euros este verano

¿Quieres tu primer préstamo ya?

Consigue tus primeros 300€ sin intereses ni comisiones, y devuélvelos en 30 días

Solicita tu crédito ahora

Artículos Relacionados