Vuelve
9/2/2021

¿Qué pasa si dejo de pagar un recibo de la luz, del gas o el seguro?

Autor
Aurelio Jiménez

En estos tiempos de pandemia, son muchas las personas que están pasando auténticas penurias en lo que respecta a su economía. Es por elloque algunas no pueden hacer frente a según qué facturas.

Por ello, hoy, te contamos qué pasa si dejas de pagar un recibo de la luz, del gas, del seguro o de cualquier otro servicio parecido.

Vamos a intentar explicarte qué es lo que sucede y, al mismotiempo, cuál es la mejor forma de evitar que suceda y las opciones que tienes atu disposición. No obstante, ten en cuenta que la situación es difícil. No vamos a tratar de darte falsas esperanzas. Vamos a contarte las cosas tal ycomo son. Creemos que es lo mejor si estás en una situación tan difícil.

Lee también: Ayudas y subvenciones para pagar el recibo de la luz, el agua...

Qué pasa si no pagas la factura de la luz

Una vez se recibe la factura de la luz, tienes un plazo de 20 días para pagarla. En caso de que no pagues, dos meses después de que recibieras la factura (es decir, deque se te requiriera el pago), la empresa que te esté suministrando la electricidad te cortará la luz. Eso sí, tienela obligación de avisarte antes.

En el caso de que quieras volver a tener luz, deberás pagar ladeuda que tienes más los intereses que se hayan devengado por el tiempo en elque has permanecido sin pagar y, además, deberás asumir el coste de la reconexión a la red eléctrica. La empresa suministradora, por su parte, tienela obligación de volver a conectarte antes de 24 horas.

Muchas personas se preguntan si pueden impagar una factura enel caso de no estar conformes con el coste que tiene. La respuesta es que no, no puedes impagarla.

Primero, tienes que pagar lo que te han facturado, y, después,puedes presentar una reclamación por escrito (en primer lugar, a la empresa).Si la empresa no te contesta en el plazo de un mes, podrás reclamar legalmente.Pero lo primero siempre es pagar la factura.

Al igual que en el caso anterior, si tu suministro eléctricoes defectuoso, no por ello tienes derecho a impagar tus facturas. Primerotendrás que pagarla y, después, hacer las reclamaciones correspondientes. Noobstante, en este caso, las eléctricas suelen reducir los importes de lafactura en compensación por los defectos en el suministro.

Ten en cuenta que, en el caso de un impago, no sólo se tecortará el suministroeléctrico, sino que, muy probablemente, la empresa emprenda acciones legales para reclamarte el importe adeudado, los intereses y los costes del proceso de reclamación.

Todo ello puede hacer que te veas inmerso en un procesojudicial nada agradable. Además, puedes acabar en una lista de morosos que tedificultará obtener créditos, préstamos u otros servicios.

Qué pasa si no pagas la factura del gas

En el caso del impago de la factura del gas sucede exactamente lo mismo que hemos explicado en el apartado relativo a la electricidad, con una única diferencia: en el caso delgas, el periodo de restitución del servicio pasa a ser de 48 horas enlugar de las 24 que tenía la empresa suministradora de electricidad.

Por lo demás, todo lo que te hemos contado sobre el impago deuna factura eléctrica aplica también aquí.

Qué pasa si no pagas el seguro

En el caso del seguro, lo primero que tienes que tener encuenta es que se pagan de forma anticipada. Esto significa que, una vez pagas el seguro, tienes derecho a disfrutar de sus coberturas durante todo elaño. Además, tienes que tener en cuenta también que el pago del seguro se renueva automáticamente (aunque tienen que notificártelo dos meses antes).

Ahora bien, dicho lo anterior, ¿qué sucede si no pago elseguro? Pues, a diferencia de los casos anteriores, en los que el servicio sepresta antes de cobrar, aquí la aseguradora se limitará a no cubrirte y yaestá.

Eso sí, te dará un mes de gracia por si tienes dificultadeseconómicas o se te ha pasado hacer el pago. Te llamarán y te dirán que tienesque pagar. Si, aun así, no pagas, al cabo de un mes dejarás de estar cubiertopor el seguro.

Pese a lo anterior, hay que decir que, aunque transcurrido esemes el cliente pierde la cobertura, aún dispone de cinco meses para pagar yvolver a recuperar el seguro sin que las condiciones del mismo cambien en lo más mínimo. Es un dato importante porque, quizá, te veas obligado a impagarpor tu situación económica, pero, al cabo de un par de meses, sí puedas asumirese coste de nuevo.

Así que, en general, en el caso de los seguros no se te haránunos requerimientos de costes como en el caso de la factura de la luz o delgas. Simplemente, se rescinde el contrato y se deja de cubrir al asegurado.

No obstante, recuerda que, enmuchos casos, los seguros son obligatorios. Esto significa que, al impagar elseguro, puedes verte en una situaciónde ilegalidad. Además de, por supuesto, tener que asumir latotalidad de los costes en caso de que se produzca el siniestro ante el cual teestabas protegiendo con el seguro.

Como puedes ver, si dejas de pagar un recibo de la luz, del agua, del gas, del seguro o de cualquier otro servicio, corres el riesgo deque se te corte el suministro o el seguro deje de cubrirte. Sin embargo, comohemos mencionado a lo largo del artículo, tienes algunos recursos a tu alcanceque puedes utilizar para evitar estos problemas.

¿Quieres tu primer préstamo ya?

Consigue tus primeros 300€ sin intereses ni comisiones, y devuélvelos en 30 días

Solicita tu crédito ahora

Artículos Relacionados