requisitos

¿Qué requisitos le piden a un autónomo para concederle un préstamo?

España es un país difícil para los autónomos. A pesar de ello, el número de emprendedores que se dan de alta en RETA cada año no para de crecer. ¿La razón? Emprender bajo esta forma jurídica es para muchas personas la única forma de conseguir ingresos más o menos estables. Uno de los principales problemas a los que tiene que hacer frente este colectivo es el difícil acceso a la financiación, a veces imposible. Si eres autónomo seguro que sabes de lo que hablamos. Si no, sigue leyendo porque te vamos a resumir los principales requisitos que piden los bancos para concederles un préstamo.

Hola, soy autónomo y quiero un préstamo, ¿qué requisitos debo cumplir?

  1. No estar en una lista de morosos, uno de los requisitos fundamentales.

Suele ser lo primero que se mira. Si el autónomo está incluido en algún fichero de morosos, como ASNEF o Rai, ya puede ir despidiéndose de la financiación. Gozar de un buen historial crediticio es fundamental para que le aprueben el préstamo.

  1. Capacidad para devolver el préstamo.

El banco estimará cuál es el nivel de deuda que puede soportar el autónomo y solo le prestará el dinero si considera que tiene capacidad para devolverlo sin problemas. Dependiendo de la entidad y de una serie de factores, el porcentaje de endeudamiento sobre ingresos no podrá superar el 30 o el 40%.

  1. Características de préstamo.

Se mirará también cuál es el importe solicitado del préstamo, su plazo de devolución, el destino del dinero… con el objetivo de determinar si la operación es o no viable. Si el importe parece descabellado o su devolución se prevé complicada, con toda probabilidad se denegará el préstamo.

  1. Aval.

El banco quiere seguridad, o en otras palabras, garantías de que le será devuelto el capital prestado. La figura del avalista, o persona que se hará cargo de la devolución de la deuda en el caso de que el autónomo no pueda hacer frente a la misma, es en muchos casos obligatoria. También es posible que le pidan otras garantías adicionales.

  1. Plan de negocio.

El plan de negocio (también conocido como plan de empresa) es una descripción exhaustiva con las características del negocio que se quiere emprender: los objetivos, las estrategias, la organización, el público al que se dirige, los competidores…

El banco querrá conocerlo para analizar en profundidad cuáles son las posibilidades reales de la inversión y así determinar si el autónomo podrá o no devolver el dinero prestado.

  1. Presupuesto o facturas proforma.

El banco también querrá saber cuál es el destino exacto de la inversión por lo que solicitará facturas proforma (informativas) y presupuestos. Si el autónomo pidiese, por ejemplo, 100.000 euros para la reforma de un local, tendrá que demostrar que esa reforma cuesta ese dinero.

  1. Otros documentos.

En este cajón de sastre incluimos la documentación específica que los bancos suelen solicitar al emprendedor:

  • Fotocopia del documento que acredita que está dado de alta como autónomo y la antigüedad de la empresa.
  • Justificante de ingresos estables.
  • Último pago a la Seguridad Social
  • Si se tienen operaciones de financiación abiertas o en curso con otras entidades.
  • Declaración de Hacienda de los últimos tres años y pago de la Seguridad Social.

Como imaginas, cumplir todos los requisitos es bastante complicado. Como consecuencia, el crédito para autónomos se ha vuelto muy escaso en los últimos años y la línea de descuento de pagarés se ha convertido en la única forma de financiación de este colectivo.

 

Si necesitas una ayudita extra, en Vivus podemos ofrecerte un préstamo rápido de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para poder hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!