Préstamo ASNEF

¿Puedo solicitar un préstamo con ASNEF?

¿Es posible conseguir financiación si estoy incluido en un fichero de morosidad? Lo cierto es que las entidades bancarias no están dispuestas a prestarte dinero estando en uno de estos registros, como norma general.

Sin embargo, existen algunas soluciones para que puedas solicitar un préstamo con ASNEF, las cuales te mostramos a lo largo de este artículo.

¿Qué es ASNEF?

ASNEF son las siglas de la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros. Simplemente es un fichero, una base de datos en la que se encuentran registrados los usuarios que tienen algún tipo de deuda impagada y vencida desde hace más de 90 días con alguna de las entidades miembros de esta asociación. El fichero es gestionado por la empresa EQUIFAX (dedicada a la creación de informes de solvencia).

En su origen, ASNEF estaba reservado al registro de recibos impagados y descubiertos en cuenta de las entidades financieras. Con el tiempo se han ido incorporando otro tipo de empresas, sobre todo de servicios básicos (telefonía, gas, electricidad, aseguradoras, etc.).

Además, pueden incluir tus datos en el fichero si tienes alguna deuda con Hacienda, Seguridad Social o Ayuntamientos.

 

¿Cómo saber si estoy en ASNEF?

No es difícil saber si estás en ASNEF, puesto que la empresa que te ha incluido debe notificártelo en un plazo de 30 días a contar desde la inclusión en el fichero.

En cualquier caso, también puedes ponerte en contacto con ASNEF-EQUIFAX para realizar esta consulta mediante cualquier vía (teléfono, correo electrónico, correo ordinario, etc.). En su página web puedes obtener los datos de contacto y acceder al formulario para saber si te han incluido como moroso.

La consulta de comprobación para saber si estás la “lista negra” es gratuita, tan sólo debes demostrar que eres el titular de la deuda. Sólo el interesado y los miembros de la asociación pueden saber si estás incluido en el fichero.

Es importante que tengas presentes los datos de contacto de ASNEF porque, aunque son poco habituales, existen ocasiones en los que podrían incluir tus datos por un error o una suplantación de identidad.

 

¿Puedo solicitar un préstamo con ASNEF?

Los ficheros de morosidad, como ASNEF, se crearon para que los bancos y entidades de crédito puedan comprobar la solvencia (tanto económica como moral) del solicitante. Es realmente difícil solicitar un préstamo si estás en ASNEF: ninguna entidad bancaria te aprobará la solicitud a priori (solicitarlo es sencillo, lo difícil es la aprobación).

Las entidades de crédito, bancos, cajas de ahorro e incluso entidades gestoras de tarjetas de crédito pertenecen ASNEF. El tener una deuda vencida e impagada con alguna de ellas es motivo para que todos los miembros de la asociación te rechacen como cliente en primera instancia.

Solicitar un préstamo si estás en ASNEF puede resultar infructuoso, a no ser que cuentes con buen historial con la entidad y aportes garantías (además de demostrar tu solvencia moral, es decir, tu voluntad de pago). También es posible demostrar que la deuda que originó el registro sólo se debió a un malentendido o controversia. Todo es cuestión de ponerse a negociar con la entidad.

Por otra parte, existen dos mecanismos para conseguir un préstamo estando en la lista de morosos:

  • Hacer que borren nuestros datos del fichero.
  • Acudir a alguna entidad prestamista que acepte clientes incluidos en ASNEF.

 

¿Cómo puedo salir de ASNEF si quiero pedir un crédito?

Parece algo obvio, pero la forma más rápida y sencilla para salir de ASNEF es pagar la deuda.

Estar incluido en ASNEF resulta algo más habitual de lo que se pueda imaginar. Únicamente por el impago de algún recibo pueden incluir nuestros datos en el fichero de morosos.

Supongamos que tienes tus finanzas en orden, sin embargo, tienes una deuda antigua con una compañía de teléfono móvil por un importe pequeño. En esta situación, si la deuda puede ser solventada, lo más práctico sería liquidarla para salir de ASNEF y conseguir financiación.

Puede darse el caso de que la deuda se deba algún tipo de error o controversia con la compañía. No obstante, si lo que pretendes es solicitar un préstamo, la mejor opción es saldarla y después hacer las oportunas reclamaciones (o demostrarle a la entidad prestamista que sólo fue un desacuerdo). Existen casos de personas que han sido incluidos en este fichero por deudas de tan sólo 15 €.

La empresa tiene la obligación de retirar tus datos del registro de morosos el mismo día que liquidas la deuda pendiente.

En otras ocasiones, podríamos llegar a algún tipo de acuerdo con el acreedor. Negociar una prórroga, una novación o un plan de pago puede que nos haga salir del registro ASNEF. Seguiremos manteniendo la deuda, pero es posible que nos sea renovada y no tenga la condición de vencida e impagada.

Podríamos conseguir la retirada de nuestros datos en el fichero de morosidad, pero es fundamental demostrar nuestra voluntad de pago bajo las nuevas condiciones para poder conseguir este objetivo.

En otro orden, los datos incluidos en ASNEF tienen un plazo de prescripción de 6 años. La ley permite conservar tus datos en el fichero durante este tiempo, posteriormente puedes solicitar que sean borrados. La pregunta es la siguiente, ¿podemos esperar 6 años para pedir un préstamo si estamos en ASNEF?

 

¿En qué entidades puedo pedir un préstamo si estoy en ASNEF?

No suele ser la política general del mercado de préstamos, pero existen ciertas entidades prestamistas que aceptan a clientes incluidos en ASNEF. Bajo estas circunstancias, se tendrá que recurrir a prestamistas privados o entidades de mini créditos.

Para solicitar un préstamo estando en ASNEF en esto casos, lo más lógico es que tengas que asumir unos requisitos:

  1. Las empresas de mini créditos sólo conceden cantidades pequeñas (de hasta 600 €, como norma general). Estas empresas puede que tampoco te presten dinero si la deuda que ha provocado tu inclusión en ASNEF es relativamente alta, antigua o con otra entidad financiera.
  2. En caso de pretender conseguir grandes cantidades, las entidades dispuestas a concederte el préstamo te solicitarán una serie de garantías adicionales; por ejemplo, tu casa, tu coche, joyas, etc. En todo caso, si quieres solicitar un préstamo y estás en ASNEF, las garantías que puedas aportar son una de tus mejores bazas.
  3. Las condiciones del préstamo serán menos ventajosas. Los intereses a pagar suelen ser superiores cuando se recurre a prestamistas privados.

Como se puede comprobar, solicitar un préstamo estando en ASNEF no es algo sencillo. Las claves para ello son tener voluntad de pago, capacidad de negociación (con el prestamista o con el acreedor) y contar con garantías adicionales.