préstamos personales

Principales motivos para solicitar préstamos personales

Los préstamos personales son contratos que se firman entre una entidad financiera y una persona, mediante el cual la primera adelanta una determinada cantidad de dinero al prestatario. Con dicho contrato, la persona adquiere la obligación de devolver esta cantidad de dinero en un plazo determinado, añadiendo además unos intereses que siempre se pactan previamente, y los posibles gastos que se deriven de la gestión de la operación.

Quizá te interese leer | ¿Qué requisitos debo cumplir para pedir un préstamo con Vivus?

Así, en los últimos años, debido a la crisis económica, se han dado circunstancias que han hecho que las solicitudes de préstamos personales vayan en aumento. Además, si se hace uso de las estadísticas sobre los motivos declarados para solicitar este tipo de préstamos, se puede decir que los motivos principales son:

  • Solventar deudas: En muchas ocasiones, el dinero obtenido a través de un préstamo personal se dedica a pagar determinadas deudas que se han adquirido con el tiempo. Así, el prestatario consigue parar el crecimiento de esa deuda, crecimiento que plantearía mayores problemas futuros. Dentro de esta categoría, el pago de impuestos y multas es uno de los motivos más frecuentes.
  • Compra de vehículos: Actualmente, uno de los requisitos de muchos puestos de trabajo es disponer de vehículo propio, debido a los desplazamientos necesarios en ese perfil concreto. Así, un préstamo personal puede ser una solución aceptable para poder hacer frente a la inversión necesaria o por lo menos a la entrada.

Quizá te interese leer | Préstamos para desempleados: Alivia tu economía doméstica

  • Reformas en casa: Los presupuestos para las reformas que hacemos en casa son muchas veces bastante elevados. Además, en raras ocasiones se cumplen los presupuestos, que por regla general suelen ir aumentando a medida que evolucionan las obras. Por ello, no son raras las ocasiones en las que la economía familiar se ve dañada tras la realización de reformas en las viviendas. En este caso, solicitar un préstamo personal permite realizar la inversión disminuyendo el impacto económico en la familia.
  • Gastos relacionados con los hijos: Muchos son los gastos a los que una familia hace frente a lo largo de la vida de los hijos. Por ejemplo, son muchas familias las que hacen uso de los préstamos personales, por ejemplo, para pagar las cuotas correspondientes al colegio de los pequeños de la familia.
  • Vacaciones: Por último, también las vacaciones son merecedoras de una buena planificación económica. Así, muchos préstamos personales van dirigidos a permitir que las familias dispongan de unos días de vacaciones en el lugar deseado.

Quizá te interese leer | ¿Cómo puede ayudar un micropréstamo a un autónomo?

Teniendo en cuenta todos estos motivos, el importe medio de los préstamos personales en España es de 7.087 euros, siendo la franja de edad que más hace uso de ellos la que va entre los 35 y los 44 años, edades en las que aumentan las probabilidades de vivir algunas de las circunstancias comentadas anteriormente.

¿Tenéis algún motivo más de solicitud de préstamos personales? Cuéntanos tu experiencia.