crédito rápido

5 términos financieros a conocer antes de pedir un crédito rápido

Está claro que la creación de entidades especializadas en créditos rápidos, como Vivus, responde a una necesidad real de financiación a corto plazo por parte de muchísimas personas.

En este sentido, una de las premisas que deben cumplir en todo momento las entidades que incluyen entre sus servicios la concesión de préstamos rápidos, es la de informar claramente a los clientes sobre las condiciones ofrecidas para la puesta en marcha de este tipo de servicios financieros.

crédito rápido

En este sentido, es necesario que cualquier persona que opta en un momento dado por solicitar un crédito rápido, debe tener claros algunos conceptos que van a marcar las condiciones a cumplir entre el prestamista y el prestatario, es decir, la persona que recibe el dinero. Los principales son:

  • Capital: es la cantidad de dinero que la entidad financiera pone a disposición del prestatario. Hay que tener claro que el capital no es la cantidad que se tiene que devolver, sino la cantidad que se recibe. La cantidad que finalmente tendremos que devolver es el resultado de sumar al capital, los intereses y las comisiones que se hayan incluido en el contrato de concesión del crédito.
  • Comisiones: Las comisiones son uno de los aspectos que más se deben tener en cuenta, ya que van a marcar en buena parte el precio total a pagar por el crédito. Así, son cantidades que la entidad prestadora cobra a los clientes por ciertas gestiones que son necesarias en todo el proceso de concesión y gestión del crédito. Entre las más habituales podemos encontrar las siguientes:
    • Comisiones de estudio, derivadas de los trabajos y gestiones que la entidad financiera necesita desarrollar antes de conceder el préstamo para verificar la situación económica del cliente.
    • Comisiones de apertura, que responden a los trámites necesarios para la formalización del crédito y la entrega de dinero a los clientes.
    • Comisiones por modificación de condiciones, por los trámites necesarios para el cambio de las cláusulas del contrato pactado.
    • Comisiones por cancelación anticipada, para poder llegar a cobrar, al menos en parte, los intereses que se dejan de percibir si el cliente devuelve el dinero antes de lo pactado.
  • Plazo: El plazo es el periodo de tiempo en el que se deben devolver todas las cantidades prestadas a la entidad prestataria. En este plazo acordado, se habrá incluido el compromiso de devolver el dinero en un número determinado de cuotas.
  • Amortización: La amortización es el propio pago de las cantidades. Por ello, en cada cuota que se paga, lo que se está haciendo es amortizar una parte del capital inicial.
  • T.A.E.: Estas siglas corresponden a las iniciales de Tasa Anual Equivalente. Esta tasa sirve para comparar 2 préstamos en el mismo plazo de tiempo. En definitiva, la T.A.E es el tipo de interés asociado al crédito, incluyendo las comisiones necesarias.

¿Tienes claros los principales términos que tienes que conocer antes de solicitar un crédito rápido? Si tienes cualquier duda no dudes en contactar con nosotros.