Trucos para ahorrar más que tu vecino

15 trucos para ahorrar más que tu vecino (y gastar con cabeza)

¿Cuáles son tus trucos para ahorrar cada mes? Todo cuesta dinero hoy en día. Eso, sumado a los bajos salarios, hace que sea muy difícil ahorrar. Por eso hay mucha gente que va tirando con lo que gana cada mes, algo que sirve para salir del paso, pero no es práctico a largo plazo. Si surge un imprevisto o un gasto inesperado y no tenemos un dinero ahorrado, nos entrará el agobio y acabaremos en números rojos o endeudados.

Ante esa difícil situación, muchas personas se ven obligadas a prescindir de servicios o incluso a pedir dinero prestado a familiares o amigos. Sin embargo, todo esto no es necesario si sabes cómo ahorrar de manera efectiva. En realidad, aunque parezca difícil, se puede ahorrar en prácticamente cualquier cosa: comida, ocio, transporte, vivienda, decoración, etc.

¿No sabes cómo hacerlo? ¡Te enseñamos con 15 sencillos trucos!

 

15 TRUCOS PARA AHORRAR Y GASTAS MENOS

Infografía | Trucos para ahorrar más que tu vecino

Infografía | Trucos para ahorrar más que tu vecino

1º. Fija un presupuesto.

Como siempre, cada vez que quieras ahorrar, el primer paso es establecer un presupuesto. Observa cuánto gastas al mes y en qué, y fija de manera realista la cantidad que puedes gastar en cada categoría: ocio, comida, transporte… Deja un poco de margen para imprevistos y no te salgas del presupuesto. Así evitarás gastos innecesarios, ¡especialmente a fin de mes!

2º. Haz una hucha.

Además de no gastar todos los ingresos de tu nómina, es conveniente que ahorres con tu dinero en efectivo. Compra una hucha y mete, por ejemplo, monedas de un euro cada vez que puedas. Apenas notarás la ausencia de ese dinero, ¡y a largo plazo tendrás una buena cantidad ahorrada!

3º. Piensa antes de actuar.

No hay nada más efectivo para priorizar y optimizar gastos que pensar antes de actuar. Muchas veces, actuamos por impulsos y nos dejamos llevar por ofertas o productos que no nos hacen falta. Párate a pensar si de verdad necesitas esa camiseta, o si de verdad quieres ir a ese concierto tan caro antes de gastar el dinero. Solo te llevará unos minutos y tu bolsillo te lo agradecerá.

4º. Vende lo que no utilices

Y si te ha pasado lo anterior alguna vez y ahora te ves con ropa, adornos u otros objetos en casa que no utilizas, ¡no te preocupes! Hoy en día hay cientos de aplicaciones en las que puedes vender lo que no usas de manera rápida y segura. ¡Pruébalas!

5º. No vivas en el centro.

El precio del alquiler o la hipoteca en el centro de la ciudad se dispara. Por mucho que vivas en un lugar céntrico y apenas tengas que utilizar los medios de transporte, no sale rentable. Si tienes pensado mudarte pronto, baraja la posibilidad de vivir más a las afueras. La vivienda será mucho más barata y, con los abonos y tarjetas prepago, no gastarás tanto en transporte. ¡A largo plazo saldrás ganando!

6º. Desplázate en bicicleta.

Si trabajas cerca de casa o sales cada día para ir al gimnasio, a la biblioteca, o cualquier otro sitio que no te pille del todo lejos, notarás mucho la diferencia a fin de mes si vas en bici. Flexibilidad de horarios, menos contaminación, menos gasto y más facilidad para «aparcar». ¡Son todo ventajas!

7º. No busques la casa más grande.

Otra manera de optimizar el gasto a la hora de mudarte, es no ir a por la vivienda más grande. La clave no es que una casa tenga mucho espacio, sino que sepas aprovecharlo. Aprende cómo almacenar tus cosas ocupando menos y podrás conformarte con una vivienda más pequeña ¡y más barata!

8º. Haz la compra de manera razonable.

Gran parte del sueldo se va en el supermercado. Por lo tanto, es fundamental que aprendas a gastar menos en tu carro de la compra. Para ello, te recomendamos ir a comprar sin hambre y dar prioridad a alimentos de temporada, marcas blancas y productos a granel.

9º. Come en casa.

Siempre que sea posible, un los trucos para ahorrar mucho es comer en casa. Y si, por motivos de trabajo o estudios, tienes que comer fuera, lleva tu propia comida en un táper. De lo contrario, por mucho que el menú sea barato, a lo largo del mes no saldrá rentable.

10º. Haz compras grandes

Cada vez que vas al supermercado, inevitablemente acabas comprando productos que no necesitas, ¿verdad? Por eso, es aconsejable hacer pocas compras y que estas sean grandes para evitar ese gasto inesperado.

11º. Reutiliza.

Si necesitas o quieres comprar algo para tu casa (ya sea un adorno, un soporte, o cualquier objeto para almacenar tus cosas), piensa bien antes de comprar. En internet encontrarás cientos de ideas y tutoriales para crear tus propios adornos con objetos tan simples como una percha o una caja. Da rienda suelta a tu creatividad ¡y eso que te ahorras en decoración!

12º. Revisa tus cuotas.

Todos tenemos ciertas facturas mensuales que pagamos casi por inercia: suscripciones, seguros, cuotas, etc. Revisa todos estos pagos y comprueba si son realmente necesarios. Por ejemplo, ¿de verdad gastas todo lo que tienes contratado en tu tarifa móvil?, ¿sacas partido a esa suscripción que se retira de tu cuenta cada mes automáticamente? ¡Echa cuentas y cancela lo que no te  haga falta!

13º. Paga en cuotas anuales.

Si pagas alguna cuota cada mes o cada trimestre, valora la posibilidad de cambiar las condiciones y pagar el importe total anual. Aunque tengas que pagar todo de golpe, en realidad es menos dinero.

14º. Olvida los ingresos extra.

Todos los meses te apañas para llegar a fin de mes con tu sueldo, ¿no? Entonces, cuando recibas un ingreso extra (una declaración de Hacienda que sale a devolver, una paga extraordinaria, un finiquito…) apártalo, olvida que lo tienes ¡y ahí seguirá cuando lo necesites!

15º. Ahorra en todo.

Para optimizar tus gastos mensuales, no solo debes gastar menos dinero. También deberás, por ejemplo, ahorrar agua, ahorrar en tu factura de la luz o aprovechar todos los alimentos que sobren. ¡Todo esto se verá reflejado en tu gasto total del mes!

¿Lo ves? No tienes que prescindir de ningún servicio para optimizar tus gastos. Tan solo tienes que aprender a gastar de manera responsable. ¡Con estos tips lo conseguirás!