fomentar el ahorro

Cuatro acciones para fomentar el ahorro de tus hijos

Los niños son niños y, como tales, deben jugar y ser felices sin demasiadas preocupaciones. Sin embargo, también son esponjas que absorben todo lo que ocurre a su alrededor, lo cual nos brinda una oportunidad excelente para inculcarles conocimientos básicos sobre finanzas que les ayuden cuando sean un poco mayores. Te recomendamos que pongas en práctica estas cuatro acciones con las que fomentar el ahorro de tus hijos, porque aunque todavía sean pequeños, todo lo que aprendan ya, les vendrá bien en el futuro.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

Claves para fomentar el ahorro en los más pequeños

  1. Págate a ti mismo primero. Está demostrado que las personas que más ahorran son aquellas que, nada más recibir el ingreso de su nómina, destinan una parte del mismo al ahorro. En otra palabras, antes de pagar la hipoteca, las tarjetas de crédito o la compra del supermercado, se pagan a ellos mismos primero. Este es el principal hábito que deberíamos inculcarle a nuestros hijos para fomentar el ahorro. Si ya reciben una pequeña paga semanal, enseñémosles a pagarse ellos mismos primero guardando en la hucha una pequeña parte del ingreso. Si practican el preahorro desde pequeños, lo convertirán en un hábito y lo seguirán haciendo cuando sean adultos.

Quizá te interese leer | ¿Cuánto cuesta tener un bebé?

  1. Aprende a gestionar tus gastos. Todas las familias tienen gastos fijos, como la hipoteca, y variables, como los derivados del ocio. Es fundamental saber diferenciar unos de otros. Mientras que los gastos fijos son inamovibles, con los variables siempre hay margen de reducción. La mayoría de la gente no sabe en qué se gasta su dinero porque no sabe diferenciar entre sus distintos gastos. Desde pequeños, los niños deben aprender a gestionar sus pequeños gastos. Si reciben una paga de 5 euros y preahorran 2 euros, ¿en qué gastan los 3 euros restantes?
  1. Consume de forma responsable. Vivimos en una sociedad materialista y consumista. Las personas solo piensan en comprar cosas con las que ser más felices. Sin embargo, la mayoría de las compras que realizan solo contribuyen a aumentar su pobreza en lugar de su felicidad. Esto ocurre porque no practican el consumo responsable.
    Los niños pequeños son un claro ejemplo de consumidores compulsivos. Ellos ven algo y lo quieren al momento. No mañana ni dentro de diez minutos, lo quieren ahora. Hay que saber aprovechar esos momentos para enseñarles a consumir de forma responsable. Si desde que son niños les damos todos los caprichos, seguirán teniendo caprichos cuando sean adultos y no tendrán esa ‘cultura’ de fomentar el ahorro.

Quizá te interese leer | Permiso de paternidad: ¿Cómo se regula en España?

  1. Endeudarse es caro. Los préstamos bancarios están a la orden del día, hasta el punto de que mucha gente prefiere endeudarse en lugar de ahorrar. Nadie se para a pensar en que detrás de ese banner publicitario en el que te invitan a cambiar de coche por solo 180 euros mensuales, se esconde el pago de un 7-8 % de intereses, además de importantes comisiones de apertura o gestión.
    A los críos hay que mostrarles con ejemplos sencillos que endeudarse es caro y no está exento de riesgos. Ya no solo se trata de explicarles que la deuda es mala, pues no toda lo es, pero sí de que entiendan los riesgos de la misma. Siempre es preferible ahorrar primero y comprar después en lugar de endeudarse para poder hacer la compra.

Quizá te interese leer | ¿Cómo hacer un presupuesto familiar para empezar a ahorrar?

¿Qué te parecen estos consejos para fomentar el ahorro entre los más pequeños? ¿Aplicas ya alguno de ellos?

 

¿Necesitas una ayuda extra? En Vivus tenemos nuestros créditos rapidos  con los que te ofrecemos hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para que hagas frente a cualquier imprevisto de forma sencilla. ¡En 10 minuto y sin apenas papeleo!