permiso de paternidad

Permiso de paternidad: ¿Cómo se regula en España?

El permiso de paternidad hace referencia al subsidio que percibe el trabajador durante los días que interrumpe su actividad profesional por motivo del nacimiento de un hijo o una adopción. Una medida que tiene la finalidad de potenciar la conciliación laboral de las familias.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

El permiso por paternidad reconoce el derecho a que el padre disfrute de 13 días de descanso, que pueden ampliarse a dos jornadas más, con el fin de que pueda cuidar de su pareja y ofrecer apoyo en el cuidado del bebé después del parto.

En qué consiste el permiso por paternidad

Estos trece días ininterrumpidos que comprende esta baja pueden solicitarse a lo largo de la baja maternal o al final de este periodo, cuando la madre se incorpora a su puesto de trabajo. También es posible realizar la solicitud después de los dos días que percibe el trabajador por el nacimiento de su hijo. En el caso de que el nacimiento del bebé suponga la formación de una familia numerosa, el padre podrá disponer de 20 días libres.

Los trámites para la solicitud de este permiso se llevan a cabo en el Instituto Nacional de la Seguridad Social. Para poder ser beneficiario de este derecho, el trabajador debe cumplir unos requisitos específicos. En primer lugar, debe estar dado de alta en la Seguridad Social o estar cobrando el subsidio por desempleo. Además, debe haber cotizado como mínimo 180 días en los últimos siete años. O también, sumar 360 días a lo largo de su vida laboral.

El solicitante debe presentar la solicitud cumplimentada junto con una copia compulsada del Libro de Familia, DNI, última nómina percibida previa al nacimiento del bebé y un certificado de empresa.

En cuanto a la prestación que percibe el trabajador durante el permiso por paternidad, la cantidad es el equivalente al total de la base reguladora establecida para la prestación en caso de incapacidad temporal causada por contingencias comunes. Hay que tener en cuenta que el coste de la baja por paternidad no la paga la empresa, sino que es la Seguridad Social la entidad encargada de hacer frente a esta inversión.

En el caso de dependencia del solicitante, debe presentar el certificado correspondiente indicando el grado de discapacidad para justificar esta condición. Dicho grado debe ser igual o superior al 33%.

Igualdad de derechos entre hombres y mujeres

El derecho por paternidad apareció en 2007 y es una medida que promueve la igualdad entre hombres y mujeres en el empleo.

Como se puede ver, el permiso de paternidad no está igualado al de paternidad y tanto en un caso como en otro aún queda un largo recorrido para que estos permisos fomenten la natalidad y la conciliación laboral.

 

Si necesitas una ayudita extra, en Vivus podemos ofrecerte un préstamo rápido de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para poder hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!