tus finanzas

Cómo no meter la pata en tus finanzas cuando te acercas a los 60

Después de toda una vida trabajando, cuando te acercas a los 60 comienzas a otear el fin de tu contrato con el mundo laboral. En España la edad legal de jubilación son los 65 años y aumentará de forma progresiva hasta los 67 años en 2022. Salvo desgracia, antes o después a todos nos llegará el momento de nuestro retiro. Con el futuro de las pensiones públicas colgando de un hilo es necesario extremar las precauciones con tus finanzas para no sufrir problemas económicos cuando estemos jubilados, máxime a una edad tan avanzada.

En este artículo te explicaremos qué es lo que debes hacer para no meter la pata en tus finanzas cuando te acercas a los 60 años.

No cometas estos 3 errores con tus finanzas

  1. Querer solucionar los problemas de tus hijos.

Un error bastante común de las personas que están a punto de jubilarse es tratar de resolver los problemas económicos de sus hijos. Y es que esta edad suele coincidir con la edad de más gastos de la prole: hipotecas, bebes y deudas, muchas deudas. Lo normal de todo padre/madre es querer ayudarle económicamente.

Aunque es difícil anteponer la razón a los sentimientos, estos regalos o préstamos a interés cero cuya devolución seguramente terminarás no aceptando pueden lastrar tus finanzas durante tu jubilación y reducir drásticamente tu calidad de vida.

Una variante habitual de este error es tratar de ahorrar y ahorrar pensando en el futuro de los hijos en lugar de en el tuyo propio. Tras tantos años de duro trabajo no debes concentrar tus esfuerzos en la herencia, sino en gozar de la máxima calidad de vida posible durante tu retiro.

  1. Rescatar la totalidad de tu plan de pensiones.

Los planes de pensiones están a la orden del día en España. Ya en otra ocasión te explicamos los motivos por los que no eran una buena idea, y uno de los principales es que Hacienda se llevará un gran bocado en el momento del rescate.

Como sabes, los planes de pensiones tributan como renta del trabajo. Si al jubilarte lo rescatas en su totalidad con toda probabilidad tus ingresos anuales superarán los 60.000 euros, el eslabón más alto y que más tributa del IRPF. El sablazo fiscal será del 45%. Casi nada.

  1. Gestionar mal las inversiones.

Si en el pasado invertiste pensando en el futuro, el futuro ya está aquí. No te vamos a pedir que canceles todas tus inversiones y que recuperes el dinero, pero sí que uses la cabeza y evites gestionarlas de forma inadecuada.

La renta variable y el horizonte temporal a 20 años vista ya no es una opción para ti. Por el contrario, tu nuevo perfil inversor debe ser conservador. Los productos financieros que elijas han de tener poca volatilidad y gran liquidez. Las correcciones de bolsa ya no son tan interesantes. Más que una elevada rentabilidad nos interesa la estabilidad y la posibilidad de recuperar el dinero en cualquier momento.

…Y ayuda a tus padres a no cometerlos

Estos tres errores financieros pueden poner en jaque las finanzas de una persona que está a punto de jubilarse. ¿Toda la vida trabajando, ahorrando y pensando en el futuro para meter la pata en el momento más inoportuno? No, gracias.

Si a ti aún te faltan muchos años para cumplir las 60 primaveras, al menos puedes ayudar a tus padres a que no comentan estos errores. Pon tus conocimientos y tu energía a su servicio y échales un cable con la gestión de su patrimonio. Es lo menos que puedes hacer por ellos.