fibra óptica

Como ahorrar al contratar la fibra óptica

La fibra óptica sigue extendiéndose en España y cada vez son menos las personas que aún no tienen acceso a ella en sus casas. Según datos de las principales compañías, ya hay más de 35 millones de domicilios conectados, lo que hace que la competencia entre esas mismas compañías sea enorme.

Si estás pensando en contratar la fibra óptica para tu hogar, enhorabuena, la conexión a internet es mucho más rápida con esta que con el tradicional cable de cobre del que depende el ADSL. Además, los precios están a la baja y todo hace pensar que seguirán así durante bastante tiempo, a no ser que el fin de la neutralidad en la red cambie las reglas del juego.

Quizá te interese | ¿Cuáles son los beneficios de las bombillas de bajo consumo?

Esto es lo que tienes que hacer para ahorrar al contratar la fibra óptica

Si quieres ahorrar en al contratarla, el primer paso es investigar a fondo el mercado. Existen muchísimos operadores de telefonía que la ofrecen, no solo los grandes, sino también compañías low cost que aunque no disponen de red propia, alquilan el cableado de otras compañías para ofrecerte el mismo servicio que estas.

Además, en zonas rurales se están extendiendo pequeñas empresas locales de telecomunicaciones que han logrado instalar el cableado de la fibra óptica antes que las grandes compañías que todos conocemos. Esto les da una ventaja comparativa importante en sus zonas de influencia.

Para comparar ofertas podemos visitar una a una las webs de las distintas compañías o bien recurrir a algún comparador de precios que nos de un resumen de todas las ofertas disponibles para nuestra vivienda. Has de tener en cuenta que en función de la ubicación de tu casa, es posible que solo tengas acceso a la fibra de algunos operadores.

El precio no es el único factor importante

Deberías hacer a mano un resumen de ofertas en el que aparezca la  velocidad y el precio de cada compañía, además de los descuentos iniciales y de las “supeorfertas” que además de fibra incluyen packs combinados de teléfono fijo, móvil y televisión.

Nuestro consejo es que no te precipites al contratar. Siempre hay que leer la letra pequeña. Por ejemplo, hay que preguntar si el alta, el router y la instalación son gratuitos, pues hay compañías que cobran por ello entre 30 y 60 euros.

También tenemos que averiguar si en el precio de la oferta se incluye la cuota de línea, ya que es posible que nos encontremos con precios engañosos que no incluyen este concepto; y en el caso de que nos ofrezcan un período de descuento, hay que tener claro qué pasará después: ¿nos compensa el nuevo precio? ¿Podremos cambiar de compañía o hemos de aceptar un período de permanencia?

Quizá de interese | Claves para reformar la cocina

Dos claves para ahorrar

Hay dos aspectos especialmente importantes que pueden hacer que el precio de la fibra se encarezca considerablemente: la velocidad contratada y los paquetes convergentes. El margen de ahorro aquí para el usuario medio es enorme si toma la decisión adecuada.

Con respecto a la velocidad que contrates, has de huir del marketing de los 300 mb de descarga que intentan colarte las distintas compañías. ¿Realmente necesitas una conexión tan ultra rápida? Mucho Netflix, HBO o Youtube has de consumir en tu domicilio, y en muchos ordenadores a la vez, para que te interese contratar la velocidad máxima (y la más cara).

Por otra parte, debes coger la calculadora y hacer números para valorar si realmente te compensa contratar un paquete convergente con fibra, televisión, móvil y fijo o, si por el contrario, lo único que necesitas es contratar la fibra óptica. Si no vas a utilizar la tele de pago, apenas usas el teléfono fijo y estás contento con tu tarifa de móvil, con la opción de solo fibra ahorrarás bastante.