ahorrar en el dentista

Cómo ahorrar en el dentista: TODO lo que tienes que saber

Mucha gente solo acude al dentista cuando sufre dolor, pero esto no es lo correcto. Se recomienda revisar la boca al menos una vez al año como medida preventiva. Cada vez más gente se conciencia de esto, pero hay dos motivos por los que se sigue evitando la visita al dentista: el miedo y el alto coste. Frente el miedo, poco podemos hacer para ayudarte. Es algo que solo se puede combatir estableciendo una relación de confianza con el profesional. Sin embargo, sí podemos ayudarte a ahorrar en el dentista. Te damos algunos trucos.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

Tips para ahorrar en el dentista

1º. Prevenir antes que curar.

Más vale prevenir que curar. La mejor forma de ahorrar dinero en la visita al dentista es evitando visitarlo más de lo necesario. Para lograr esto, hay que cuidarse la boca. Un empaste cuesta alrededor de 60 euros y puedes evitarlo con una buena higiene bucal. Si el empaste se complica, también se complicará el tratamiento y aumentará su coste. No hay mejor ahorro que evitar estos problemas con una buena prevención.

Mención especial para los niños. Si acostumbras a llevar a tu hijo al dentista desde pequeño y de forma constante, no solo le evitarás una fobia, también evitarás complicaciones a largo plazo que puedan disparar el coste de un tratamiento dental.

2º. Comparar precios siempre.

Los tratamientos simples tienen un coste parecido independientemente del profesional que los practique. No ocurre lo mismo con los tratamientos más complejos, como un implante dental o una ortodoncia. En estos casos se recomienda comparar el precio entre varias clínicas. No solo ahorrarás dinero, también te quedarás más tranquilo si varios dentistas coinciden en el diagnóstico.

3º. Acudir a las universidades.

Si tu presupuesto es muy ajustado y no llega para un determinado tratamiento, puedes acudir a las consultas de odontología de cualquier universidad. Los precios allí son la mitad que en consultas privadas porque los odontólogos que te atienden aún no han terminado su formación. En la mayoría de los casos son estudiantes que, con la supervisión de sus profesores, están capacitados para llevar a cabo cualquier tipo de tratamiento bucal.

4º. Contratar un seguro médico.

Un seguro médico puede suponer un gran ahorro en la visita al dentista. Si ya cuentas con uno o si piensas en contratarlo, pregunta si tu póliza incluye el seguro dental. En caso afirmativo podrás recibir tratamientos odontológicos a precios muy reducidos, sobre todo si la aseguradora cuenta con clínicas propias, como es el caso de Sanitas, Adeslas o ASISA.

5º. Busca ayudas sociales.

Si tus recursos son muy pero que muy limitados puedes buscar ayudas sociales con las que sufragar el coste del dentista. Pregunta en tu ayuntamiento si en tu localidad existe alguna de la que puedas beneficiarte. También pueden ayudarte algunas organizaciones benéficas o fundaciones que tengan acuerdos con ciertas clínicas para ofrecer tarifas más económicas e incluso tratamientos gratuitos para personas y familias sin apenas recursos económicos.

Esperamos que estos cinco tips te ayuden a ahorrar en el dentista. No hace falta que te digamos que si necesitas un préstamo rápido para financiar algún tratamiento en Vivus te damos tu primer crédito, de hasta 300 euros, sin intereses ni comisiones. Fácil y rápido, por eso nos recomiendan todos nuestros clientes.

 

¿Buscas una ayuda extra? En Vivus te ofrecemos un minipréstamos de hasta de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas). Con nuestros préstamos podrás hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. La solicitud es muy sencilla y rápida: ¡Diez minutos y sin apenas papeleo!