trabajar en agosto

Ventajas de trabajar en agosto

Si este año te ha tocado trabajar en agosto, no desesperes. Agosto es el mes de vacaciones preferido por muchísima gente. Sin embargo, alguien tendrá que trabajar para que el país siga funcionando. ¿No crees? Si es tu caso, en lugar de ponerte triste, ¡alégrate! Las ventajas de trabajar en agosto son numerosas. A continuación exponemos las principales.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

Quizá te interese leer | 10 trucos para ahorrar en vacaciones

Aquí tienes todo lo bueno de trabajar en agosto

  1. El tráfico es mucho menor en las ciudades. A no ser que vivas en una ciudad costera, el tráfico se reduce considerablemente durante el mes de agosto. Ciudades como Madrid se quedan casi desiertas, por lo que es todo un lujo circular por sus calles en agosto. El bajo tráfico hace que sea mucho más rápido desplazarse de un lugar a otro y, mejor aún, los problemas de aparcamiento brillan por su ausencia.
  2. El transporte público es mucho más cómodo. Al haber más gente de vacaciones, los autobuses y metros suelen llevar a menos pasajeros en sus trayectos. Esto se traduce en viajes más cómodos, rápidos y eficientes. Por ejemplo, podrás acceder al interior del vehículo sin empujones y sentarte donde quieras. Por supuesto, la puntualidad del transporte público también mejora este mes.
  3. Fuera colas. Vayas donde vayas, no hay colas. Puedes ir a un centro comercial, a un restaurante o a cualquier lugar que desees con la tranquilidad de saber que no tendrás que hacer largas colas antes de entrar. ¡Incluso en Primark desaparecen las colas!
  4. El trabajo es menos estresante. En agosto baja el ritmo de trabajo en las empresas. Medio tejido empresarial está de vacaciones, por lo que tendremos que lidiar con menos llamadas de clientes, menos facturas o menos pedidos de última hora. Puede ser un buen momento para organizar nuestro ordenador de trabajo y nuestro escritorio.
  5. Quizás puedas disfrutar de jornada intensiva en el trabajo. Muchas empresas adaptan sus horarios en agosto y otorgan a sus empleados la posibilidad de trabajar en jornada intensiva. Por ejemplo, de 8 o 9 de la mañana a 2 o 3 de la tarde. Esto permite a los trabajadores disponer de toda la tarde libre para echar una buena siesta o disfrutar del verano con la familia y amigos.
  6. El día es mucho más largo. Tengas o no jornada intensiva, a las 9 de la noche el sol sigue estando en el cielo. Las tardes son muy largas y, aún saliendo de trabajar a las 7 de la tarde, dispondremos de varias horas para tomar una caña en una terraza o disfrutar de un rato de sol en la playa o en la piscina.
  7. Pasear por la ciudad es una gozada. Si el calor lo permite, podemos disfrutar de la tarde o del fin de semana paseando por nuestra ciudad y visitando lugares que en otra época del año estarían llenos de gente. Además, en empresas de servicios como tiendas o restaurantes nos atenderán con mucha más calma.
  8. Puedes ahorrar en tus vacaciones. Agosto es el mes más caro para irse de vacaciones, por lo que tus vacaciones serán más económicas en cualquier otra fecha. Si tienes la suerte de disfrutar de ellas en septiembre, ¡enhorabuena! Quizás sea el mejor mes del año para viajar: los precios son muy inferiores que en los meses anteriores y las aglomeraciones de turistas brillan por su ausencia, por lo que tu estancia hotelera puede ser mucho más relajada.

Quizá te interese leer | El paro en España, ¿hay solución?

 

¿Necesitas una ayuda extra? En Vivus tenemos nuestros créditos rapidos  con los que te ofrecemos hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para que hagas frente a cualquier imprevisto de forma sencilla. ¡En 10 minuto y sin apenas papeleo!