organizar tu calendario

Cómo organizar tu calendario para ser más productivo/a

El tiempo es uno de los factores más valorados hoy en día por cualquier persona. Aprender a organizarlo de manera eficiente es fundamental para ser productivo y no tener la sensación de estar tirando las horas a la basura. Pero, ¿cómo organizar tu calendario para conseguirlo?

Los expertos en productividad lo tienen claro: el calendario es la mejor forma de ser productivo. Sin embargo, también es un arma de doble filo si te conviertes en un ninja de la organización. Para evitar que esto ocurra, te proponemos que pongas en práctica los siguientes consejos para organizar tu calendario.

Cinco consejos para organizar tu calendario

  1. Ten una agenda semanal.

La mejor forma de organizar tu calendario es de forma semanal. Has de planificar cada día de la semana y trabajar sobre dicha organización. Como es lógico, surgirán imprevistos y habrá que modificar tareas, pero eso es algo que se hará sobre la marcha. Como consejo, pon el calendario en vista semanal y así tendrás una perspectiva de todo el trabajo pendiente.

  1. No seas estricto con las horas.

Mucha gente acostumbra a bloquear horas para mejorar su productividad. El método se conoce como “time blocking” y tiene un ejército de fieles. Sin embargo, a la mayoría de los humanos esta forma de trabajar nos genera estrés. ¿Y si no cumples un bloque? ¿Reorganizamos todo el calendario?

La alternativa que te proponemos es que seas más flexible y que organices las tareas del día en forma de lista, pero no por horas estrictas. Puedes poner arriba del día las prioritarias y abajo las menos urgentes.

  1. Crea tareas pequeñas.

Diseñar una página web completa no puede ser una tarea. ¿Cómo organizas el tiempo para hacer tanto trabajo sin caer en la desmotivación o en la desgana? Es más práctico crear pequeñas tareas. Por ejemplo, hacer la estructura de la Home, diseñar las tres categorías principales, o escribir un artículo de 1.000 palabras.

Con tareas pequeñas somos más eficientes porque percibimos el éxito de finalizarlas en tiempo y hora. Acaba el día y sentimos que nos vamos con el trabajo hecho. Por el contrario, las grandes tareas abruman y desmotivan. Es mejor fraccionarlas.

  1. Planifica con antelación.

Si quieres organizar el trabajo de la semana, déjalo planificado el viernes de la semana anterior. De esta forma, al comenzar la semana estarás más relajado y podrás pasar a la acción de forma efectiva, sin dar rodeos y sin sentirte como pollo sin cabeza.

Por la misma razón, ajusta la planificación de cada día el día anterior. La tarde del martes, haz los ajustes del miércoles. Así, al empezar el día no procrastinarás e irás directo al grano. Recuerda que las primeras horas de la mañana son las más productivas de todo el día.

  1. Usa los colores para priorizar.

Los calendarios online permiten dar un poco de colorido a tu planificación. Aprovéchalo y usa los colores para que tu calendario sea más visual. Por ejemplo, puedes poner en rojo las tareas prioritarias y urgentes, en amarillo las que tienen una importancia media y en azul las que puedes hacer en cualquier momento porque no son ni urgentes ni importantes.

Aplicando estas cinco técnicas tu productividad mejorará porque trabajarás de una forma más organizada, relajada y sin pérdidas de tiempo. Si tú usas otro método, nos encantará conocerlo. Puedes compartirlo con todos en los comentarios.