adaptar tu CV

Cómo adaptar tu CV a la era digital

El currículum vitae es el arma más importante de la que dispone cualquier persona para encontrar empleo. Sin embargo, los tiempos han cambiado y el currículum tradicional no abre demasiadas puertas. Con la llegada de internet, es fundamental saber adaptar tu CV a la era digital, ya que esta es la única forma de triunfar en un proceso de selección. En este artículo te daremos algunas pautas para conseguirlo.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

Claves para adaptar tu CV a la era digital

  1. Es muy importante que tu currículum esté bien organizado y no en un aparente desorden. Es fundamental que las distintas partes del mismo estén claramente diferenciadas: datos personales, formación académica, experiencia profesional y otros datos que consideremos de interés. Las distintas secciones han de ser claras y lo más breves posible. También deberías dedicarle tiempo a potenciar visualmente tu currículum, ya que este es un claro elemento diferenciador de la competencia.
  2. Tu CV ha de estar cronológicamente ordenado. Para ello, empezaremos contando lo más reciente y acabaremos por lo más antiguo. Pero ojo, tienes que evitar retroceder demasiado en el tiempo. Deberías centrarte de forma casi exclusiva en los tres o cuatro últimos años, o bien en los tres o cuatro últimos empleos que tuviste. Los trabajos que hiciste hace diez años no interesan a nadie.
  3. Tu experiencia laboral ha de ser muy precisa e incluir, además de las fechas exactas de inicio y fin, el nombre de las empresas en las que has trabajado, el sector al que se dedican, tu puesto exacto de trabajo y una relación breve de las principales funciones que realizabas en el mismo.
  4. Además, tu experiencia laboral ha de estar orientada a tus logros. ¿Conseguiste aumentar las ventas de tu empresa un 8%? Hazlo saber en tu currículum. ¿Diseñaste con éxito la nueva página web de la empresa? Hazlo saber también y pon un link a la misma.
  5. Tu formación académica ha de resumir no solo lo que has estudiado, sino también lo que sabes hacer. Además del título de licenciado, del doctorado o de los seminarios y cursos a los que has asistido, si de forma autodidacta has sido capaz de aprender, por ejemplo, a programar en un nuevo lenguaje informático, esta información debería aparecer reflejada en tu currículum.
  6. Puedes usar la sección de “Otros datos de interés” para reflejar las palabras clave que ayudarán a que tu currículum sea detectado por los robots que rastrean las distintas plataformas de internet y los filtran en función de las búsquedas de las empresas.
  7. Dependiendo del sector en el que quieras trabajar, puedes usar herramientas cien por cien digitales como un videocurrículum, un currículum en forma de infografía, un portfolio o una web personal con la que presentarte al mundo. Cuanto más original seas, mucho mejor.

¿Cumple tu currículum estas condiciones? No te agobies si la respuesta no es afirmativa. Existen infinidad de posibilidades para adaptar tu CV y crear un entorno digital como complemento a tu perfil laboral que te ayude a encontrar tu trabajo ideal.

Si tienes alguna duda, háznosla saber en los comentarios y en Vivus estaremos encantados de ayudarte a resolverla.

 

Si necesitas una ayudita extra, en Vivus podemos ofrecerte un préstamo rápido de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para poder hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!