Cómo ser un cliente responsable

¿Soy un cliente responsable?

Puede ocurrir que tras haber solicitado un micropréstamo ronde por tu cabeza ese nubarrón que te perturba poniendo en duda si estás actuando como un cliente responsable. Sin embargo, ¿cómo saberlo? Para despejar todas tus dudas, a continuación plantearemos dos preguntas sencillas:

  • En primer lugar, procuraremos responder a en qué momento se debería  pedir un micropréstamo.
  • Y en segundo lugar, explicaremos cómo funciona el  proceso de devolución del micropréstamo.

Si pasas este examen, entonces sabrás que estás siendo un cliente responsable y podrás disfrutar tranquilamente de tu dinero.

¿Cuándo solicitar el micropréstamo?

Cuando necesites puntualmente unos ingresos extra de manera inmediata, por ejemplo. En ocasiones, irrumpe en la tranquilidad de nuestros días una urgencia económica. Puede producirse una avería en el coche o un electrodoméstico que ha dejado de funcionar. Ante este tipo de urgencias, conviene actuar sin miramientos: solicita un micropréstamo. Con Vivus, la rapidez y la eficacia están garantizadas. Puedes acudir a la web online o bien llamar por teléfono para solicitar tu présstamo. Una vez allí, utiliza la calculadora para seleccionar la cantidad que necesitas y olvídate de esperas o de presentar nóminas y avales.

¿Y cómo funciona el proceso de devolución del micropréstamo?

Antes de continuar, el cliente debe saber que el primer micropréstamo es completamente gratis. En Vivus con el primer crédito no hay ningún tipo de interés ni gastos. Para devolver el préstamo, lógicamente, no se debe perder de vista su plazo de expiración. En caso de no poder realizar dicha devolución es preferible solicitar una prórroga o aplazamiento desde la zona privada de cliente de Vivus. ¿Por qué? Porque si ha llegado el día acordado de la devolución y no dispones la cantidad a devolver deberías pagar los cotes de demora correspondientes. Por este motivo es preferible prevrer este hecho y aplazar el pago antes que incurrir en un impago.

Así para aplazar  tu crédito  debes entrar en la zona de cliente, hacer la solicitud y, a continuación, tendrás que pagar los intereses de la prórroga. Es importante saber que podrás solicitar tantas prórrogas como necesites, pero siempre antes de que termine el plazo del crédito. Finalmente, has de saber que la empresa acepta varias fórmulas de devolución: por tarjeta de débito, por ingreso directo en cuenta o por transferencia bancaria.

Toma nota de nuestros consejos y conviértete en un cliente responsable.