Revolut

Revolut y N26, ¿el futuro de la banca?

A no ser que vivas en una cueva y que no tengas contacto con el mundo exterior, seguro que te has dado cuenta de que los bancos han cerrado un montón de sucursales en los últimos años, tanto en zonas urbanas como rurales. La digitalización del sector tiene mucho que ver, y también que a la banca tradicional le está saliendo mucha competencia. Hoy hablamos de Revolut y N26.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

Las fintech, empresas financieras de base tecnológica, están pisando muy fuerte y ya son una amenaza en toda regla para los bancos de toda la vida. Los jóvenes no actualizan la cartilla ni apenas usan efectivo. Estas startups lo saben y les ofrecen todo lo que necesitan desde la pantalla de sus smartphones.

Dos de las fintechs que más están dando que hablar son Revolut y N26. Algunos analistas creen que son el futuro de la banca. Las analizamos:

Revolut

Esta startup británica consiguió casi un millón de clientes en sus dos primeros años de vida. En España aterrizó en octubre de 2017 y en solo diez meses alcanzó los cien mil usuarios. Registra entre 400 y 500 usuarios nuevos cada día y ya ha procesado más de 500 millones de transacciones. En resumen, avanza imparable.

El servicio que ofrece Revolut son las tarjetas de débito. Miraron lo que hacía la banca, lo mejoraron y lo digitalizaron. El resultado es que con una tarjeta de débito asociada a una app puedes hacer pagos en cualquier lugar del mundo y sacar dinero gratis por un importe máximo de hasta 200 euros (400 euros con el plan premium).

Revolut está pensado, sobre todo, para la gente que suele viajar al extranjero o que hace transferencias internacionales, que podrán ahorrar en comisiones y ganar en seguridad usando su servicio. Sólo hay que cargar la Revolut con el dinero que tengas pensado gastar y viajar por el mundo sin miedo a que puedan robarte la tarjeta o atracarte en un cajero. La seguridad es máxima.

Cuenta con tres planes de pago: uno gratuito con los servicios básicos y dos de pago con algunos servicios extras. Para la mayoría de las personas el estándar (gratuito) es más que suficiente.

En sus planes de futuro está lanzar una plataforma de inversión sin comisiones. Esta noticia no solo debe preocupar a los bancos, también a los brókers especializados que ofrecen estos mismos servicios pero cobrando altas comisiones.

N26

Bajo este nombre tan raro encontramos un banco digital de bajo coste que se expande por toda Europa a un ritmo vertiginoso. La seguridad, la sencillez de uso y la inmediatez de sus operaciones son algunos de sus distintivos.

Con N26 no necesitarás pisar una oficina bancaria para nada. Todo, absolutamente todo, podrás hacerlo desde la app de tu smartphone: pagar, invertir, cobrar, transferencias.. También establecer límites de pago, enviar dinero al instante o bloquear una tarjeta.

Esta frescura ha enamorado a miles de millennials que jamás se plantearían hacer cola en una sucursal para pagar un recibo o retirar efectivo. Nada de comisiones ocultas y, como con Revolut, facilidad para hacer pagos en el extranjero sin miedo a que una transferencia o cualquier otra operación bancaria te cueste un riñón.

Para particulares, también cuenta con tres planes: uno gratuito y dos de pago. Para estos últimos incluye un seguro con Allianz que no solo cubre tus viajes y tus compras, también retrasos en vuelos, pérdidas de equipaje, robos de efectivo, etc.  No hay requisitos mínimos de uso ni tampoco permanencia.

 

Si necesitas una ayudita extra, en Vivus podemos ofrecerte un préstamo online de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para poder hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!