chiringuito financiero

¿Qué es un chiringuito financiero?

Si quieres mantener tus inversiones a salvo has de alejarte todo lo lejos que puedas de lo que se conoce como chiringuito financiero. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) los define de forma informal como entidades que ofrecen y prestan servicios de inversión sin estar autorizadas para hacerlo.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

Tras un chiringuito financiero se esconden personas físicas o jurídicas que no están registradas ni en la CNMV ni en el Banco de España. Tampoco cumplen los requisitos exigidos a las Sociedades de Inversión y no pueden ofrecer garantías de ningún tipo. Están totalmente al margen de la ley y los inversores que caigan en sus garras estarán desprotegidos.

Normalmente, los chiringuitos financieros buscan clientes recurriendo a bases de datos que a menudo obtienen de forma fraudulenta. Los folletos publicitarios y los anuncios en periódicos, revistas o incluso televisión les sirven de soporte para dar credibilidad a su discurso.

¿Cómo saber si estoy ante un chiringuito financiero?

Lo primero que ha de hacerte sospechar que estás ante un chiringuito financiero es que te ofrecerán una rentabilidad muy por encima de la del mercado. Te dirán que se trata de inversiones muy sofisticadas en mercados lejanos y exóticos con muy bajo riesgo. Y todo adornado de muchísimos tecnicismos cuyo único objetivo es que no te enteres de nada.

Ten siempre presente que nadie da duros a cuatro pesetas y que si el mercado ofrece un 8% de rentabilidad media, que ya es mucho, nadie te va a dar un 20% por tu cara bonita. Y menos a ti que no tienes ni idea de inversiones complejas.

Que las lujosas oficinas que alquilan para su fraudes o la ropa cara y elegante de sus comerciales no te impida ver el humo que sale de sus bocas. Bajo esa apariencia de éxito y respetabilidad  se esconden estafadores que lo único que pretenden es coger tu dinero y salir corriendo.

Las técnicas de captación que utilizan están estudiadas milimétricamente y son muy agresivas. La presión psicológica que ejercen sobre sus posibles clientes es muy grande. Jamás aceptan un no por respuesta y transmiten la idea de que te están haciendo un gran favor y de que vas a dejar pasar “la oportunidad de tu vida” para hacerte rico.

¿Qué debo hacer?

Si sospechas que estás ante un chiringuito financiero lo primero que debes hacer es acudir a la Oficina de Atención al Inversor de la CNMV a solicitar información sobre esa entidad financiera, o bien consultar directamente en su página web el registro de entidades autorizadas y bajo su control.

La mayoría de las víctimas de este tipo de fraude contactan con la CNMV después de haber perdido su dinero. ¿No habría sido mucho mejor haber hecho una llamada preventiva antes?  No te sientas intimidado por la verborrea del posible estafador y aclara todas tus dudas antes de arriesgarte a perder tu dinero.

En este mundo loco que nos ha tocado vivir es preferible ser precavido de más que tener en el bolsillo dinero de menos, ¿no crees?

 

¿Necesitas una ayuda extra? En Vivus tenemos nuestros créditos rapidos  con los que te ofrecemos hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para que hagas frente a cualquier imprevisto de forma sencilla. ¡En 10 minuto y sin apenas papeleo!