base de cotizacion

¿Qué es la base de cotización?

Se conoce como base de cotización aquella remuneración mensual que recibimos como trabajadores en cantidad bruta, en la cual también se reflejan las pagas extra prorrateadas. Cada año, la ley establece unos topes que considera oportunos ordenados por categorías profesionales y otorgando una cantidad mínima y máxima a cada una de ellas.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

La base de cotización es uno de los aspectos más importantes al revisar las nóminas y la vida laboral. Tras su cálculo se recibe una serie de prestaciones a través del sistema de la Seguridad Social. Cuanto mayor es la base de cotización, mayor será la cantidad y probabilidad de que recibamos prestaciones y a la inversa.

Principales prestaciones afectadas por la base de cotización

  • Prestación de desempleo:  Más comúnmente conocida como ‘’el paro’’, se cobra en función de la base de cotización acumulada por nosotros como trabajadores en los últimos 180 días en activo.
  • Incapacidad temporal: También llamada ‘’baja’’, se presenta también afectada por el importe acumulado durante la cotización. Cuanto más tiempo llevemos en activo cotizando, mayor será la remuneración que percibamos por dicha prestación.
  • Jubilación contributiva: Su cálculo viene de toda la actividad laboral de los últimos años del trabajador. Normalmente, debemos alcanzar un mínimo de años para ser aptos para la misma.

Cuando una base de cotización es relativamente baja, también como secuela lo serán el paro, la baja o la esperada jubilación. Estos términos también son aplicados a los regímenes del campo, mar, empleado del hogar y autónomos.

Hay que tener en cuenta que cualquier trabajador que reciba algún plus, pero este se encuentre fuera de la base de cotización, bajo ningún concepto le servirá para recibir menor o mayor remuneración por prestación en un futuro.

Este problema se hace más notable cuando los trabajadores cobran una parte de su salario en ‘’mano’’, así como también les ocurre a aquellos autónomos que han escogido la base de cotización más baja de su categoría profesional. Es por esta razón que la prestación que se recibe es de cantidades inferiores a las esperadas.

Hay que tener en cuenta que todas las personas tienen derecho a conocer sus bases de cotización, ya sean trabajadores o empresarios. Por tanto, para no llevarnos ninguna sorpresa inesperada y estar al tanto, recomendamos solicitar el informe que corresponde a la base de cotización. Para hacerlo, tenemos que acudir a la web oficial de la Seguridad Social y solicitar la obtención de un informe personalizado sobre nuestras bases de cotización.

En conclusión, comprobar las bases de cotización es muy importante de cara posibles acciones futuras. No lo dudes, comprueba tus nóminas siempre que las recibas.

 

¿Buscas una ayuda extra? En Vivus te ofrecemos un créditos online de hasta de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas). Con nuestros préstamos podrás hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. La solicitud es muy sencilla y rápida: ¡Diez minutos y sin apenas papeleo!