IQ financiero

Qué es el IQ financiero y cómo aumentarlo

La economía está presente en todas y cada una de las facetas de nuestra vida: en el supermercado, en el hogar, en el colegio de nuestros hijos, cuando contratamos un seguro… Por ello, es fundamental tener una base de conocimientos financieros lo más amplia y sólida posible. ¿Quién no se ha arrepentido en alguna ocasión de haber tomado una decisión financiera errónea? ¿Un préstamo con un tipo de interés muy elevado tal vez? ¿Una hipoteca con cláusula suelo? Para que esto no vuelva a pasarte, te enseñamos cómo aumentar tu IQ financiero.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

¿Qué es el IQ financiero y cómo puedes aumentarlo?

  1. Aprende a diferenciar lo que es un activo de lo que es un pasivo. Robert Kiyosaki, en su libro “Padre rico padre pobre” señalaba que un activo es todo aquello que hace que entre dinero en tu bolsillo, y un pasivo lo que hace que salga. Con los activos somos más ricos, mientras que los pasivos nos hacen más pobres. Todas tus decisiones económicas deberían basarse en acumular activos y eliminar pasivos.
  2. Estudia el funcionamiento del interés compuesto, la fuerza más potente del universo según Albert Einstein. Este puede funcionar tanto a tu favor -cada vez que haces una inversión y obtienes una rentabilidad por ello-, como en contra tuya -cuando te endeudas y pagas intereses por la misma-. Comprender su funcionamiento es esencial para tomar buenas decisiones económicas.
  3. Piensa en términos intertemporales. No lo valores todo a corto plazo, como suele hacer la mayoría de la gente. Tus decisiones económicas deben considerar también el medio y el largo plazo. Razonas sobre cuáles son tus expectativas de futuro y toma decisiones financieras en función de ello. Ten presente siempre que antes o después llegará el día de tu jubilación y necesitarás tener dinero ahorrado.
  4. Inscríbete a cursos para aprender finanzas. Existen clases de finanzas para principiantes, jóvenes empresarios o personas que quieren alcanzar la libertad financiera, por ejemplo. Estos cursos pueden llegar a ser muy interesantes porque te permitirán ampliar tu comprensión más allá de lo que ya sabes actualmente.
  5. Lee libros sobre economía. Existen muchísimos en el mercado, ya te recomendamos algunos en otra ocasión. Puedes empezar por “Padre rico padre pobre” o por “Ten peor coche que tu vecino”. No te van a decepcionar, te lo aseguramos.
  6. Busca un mentor con conocimientos financieros. Si te rodeas de gente con conocimientos financieros y, en particular, buscas a alguien que sea tu mentor, tu IQ financiero aumentará exponencialmente en muy poco tiempo. Nadie mejor que un familiar o un amigo para iniciarte en el mundo de las finanzas.
  7. Planifica y controla tus finanzas personales. Tienes que ser capaz de convertir tus finanzas personales en una empresa y tomar todas y cada una de tus decisiones como si fueses un empresario. Para ello has de planificar y controlar cada euro que entra en tu casa para que no se convierta en un euro perdido.

Quizá te interese leer | ¿Qué son los tipos de interés negativos?

Te garantizamos que si sigues estos siete consejos tu IQ financiero mejorará en muy poco tiempo. Cuánto más crezca este, mayor será tu interés por aprender más y más. ¡Mucho ánimo!

 

 

¿Buscas una ayuda extra? En Vivus te ofrecemos un mini créditos online de hasta de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas). Con nuestros préstamos podrás hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. La solicitud es muy sencilla y rápida: ¡Diez minutos y sin apenas papeleo!