Hostel, una alternativa de alojamiento low cost

De hostel en hostel

Sí, hostel. Habéis leído bien. No hablamos ni de hostales, hoteles ni albergues. Los grandes descubridores e impulsores de este tipo de alojamiento son los jóvenes. Veinteañeros y treintañeros intrépidos desean recorrer kilómetros y kilómetros sin dejar la cuenta temblando. Por esto los hostel se han convertido en una alternativa económica y divertida de viajar. Se trata, pues, de hospedarse en lugares céntricos a buen precio aunque con condiciones poco usuales.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí]

En la actualidad podemos encontrar este tipo de albergues “de lujo” en prácticamente todas las ciudades de Europa. ¿Por qué se han expandido con tanta rapidez? ¿Cuáles son las ventajas de esta nueva tendencia? En primer lugar, puesto que un hostel da cobijo a tantos viajeros, acaban por reunirse en ellos personas de todo el mundo e inevitablemente surgen relaciones entre estos aventureros incansables. Ni que decir tiene que el precio por noche es incomparable con las habitaciones de un hotel o un hostal.  Y éste es el principal motivo de su éxito. Cabe mencionar que las instalaciones superan la calidad de los habituales albergues. Los jóvenes, por tanto, han caído en las garras de sus atractivas tarifas o de sus ambientes dinámicos y multiculturales.

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce. Los viajeros deben estar preparados para compartir baños, duchas o habitación. Bien es cierto que dependiendo del precio que estemos dispuestos a pagar, compartiremos habitación con un mayor o menor número de personas. Por consiguiente, se podría decir que los amantes de los hostel son “de otra pasta”, como se dice en estos casos. Jóvenes que están preparados para todo y que infatigables recorren países y se bañan en distintas culturas a cualquier precio.

El sistema de organización de esta clase de alojamiento es rápido y sencillo. Páginas como Hostelworld nos hacen el trabajo más fácil. El viajero ha de introducir el nombre de la ciudad que visitará y él mismo podrá escoger entre todas las opciones el hostel que más le interesa. Encontrará toda la información relevante: ubicación, opiniones de antiguos huéspedes, características del establecimiento, etc. A continuación podrá reservar online las noches que pasará allí. Para ello deberá pagar una fianza, entre un cinco o diez por ciento de la cantidad final. El cliente podrá escoger si desea simplemente pagar la fianza y el resto de la cantidad in situ o efectuar el pago en su totalidad directamente vía online.

Jóvenes intrépidos de todo el mundo ya se han subido al barco de los hostel. Se han visto atraídos por el ambiente o las actividades y fiestas que organizan. Se han sentido, además, fascinados por sus precios. Así viajar es  más asequible y ofrece  ahora la oportunidad de interactuar con caminantes insaciables de todo el mundo.