Las mejores rutas en moto por España

Las 8 mejores rutas en moto para este verano

¿Te gustaría conocer las mejores rutas en moto por España? Los aficionados a las dos ruedas suelen tener una cita ineludible con la carretera cuando llega el verano. España es un país con numerosos encantos que se pueden recorrer perfectamente en moto. De hecho, existen muchas rutas que atraviesan la geografía española de norte a sur y de este a oeste, y que se pueden realizar a través de este medio de transporte.

 

Lee también: Los 50 radares de tráfico que más multan en España por exceso de velocidad

 

Las mejores rutas en moto por España

Trazados serpenteantes, laderas afiladas, pueblos encaramados a colinas… Hay 300.000 kilómetros de carretera por delante y tres meses para disfrutar de un viaje sobre dos ruedas. ¿Nos acompañas? Estas son algunas de las rutas en moto más interesantes para realizar este verano, aunque puedes encontrar eventos y rutas en webs como la de AMM.

Picos de Europa

Entre las provincias de Asturias, Cantabria, León y Palencia se encuentra el Parque Nacional de los Picos de Europa, una de las mejores reservas mundiales de los ecosistemas ligados al bosque atlántico. Las rutas comprenden algunas de las montañas y paisajes más bellos y naturales de nuestro país, que permiten visitar los miradores más espectaculares de la zona.

Una de las rutas más interesantes de esta zona es la que atraviesa Fuentedé y Potes en Cantabria, el Santuario de Covadonga en Asturias, Riaño en León y San Glorio en Palencia. Una ruta llena de desfiladeros, buena gastronomía y, por supuesto, mucha montaña.

 

Las costas de Cataluña

Si en lugar de la montaña eres más de costa, siempre puedes coger tu moto y acercarte a la Costa Brava, en la provincia de Gerona. Y una de las más conocidas es la carretera GI-682 en el tramo que une las localidades de Tossa de Mar y Sant Feliu de Guíxols.

Allí podrás disfrutar de acantilados con vistas al Mediterráneo, un auténtico paraíso para la moto con 21 tortuosos kilómetros, con nada menos que 365 curvas entre ambas localidades, y con buen asfalto. Eso sí, hay que tener en cuenta que estamos en verano y es una época con tráfico frecuente de coches, autocares y, por supuesto, motos.

 

El Pirineo

Si quieres una excursión de más de un día, la N-260 te regalará las mejores vistas del Pirineo y el Prepirineo, zonas de esquí que tienen un encanto inusual en verano. Esta carretera une la parte del Pirineo Aragonés, que pasa por Broto, Biescas, Sabiñánigo y Fiscal, con el Pirineo catalán, entre Ripoll y Orot.

Aquí podrás disfrutar no solo de la montaña, sino también de buena gastronomía, unos paisajes únicos y unas vistas sin parangón en el resto de la Península. Disfrutarás como un enano a los mandos de tu moto.

 

Este de Galicia y León

Galicia es un auténtico disfrute para los moteros. Existen tantas rutas para ir en dos ruedas que casi sería imposible nombrar todas. Pero quizá la ruta más bonita es la que atraviesa la Nacional VI a la altura de los Ancares, entre las provincias de Lugo y León, desde Piedrafita de Cebrero y hasta Villafranca del Bierzo.

Otra opción es hacer rutas en moto más al sur. En concreto, comenzaríamos en Ourense, en la N-120, pasando por los pueblos de Os Peares, Monforte, Doade, Castro Caldelas, Sas de Penelas, Montefurado, O Barco, Puente de Domingo Flórez, Carucedo y hasta terminar en Ponferrada.

 

Cádiz y Málaga

Nos vamos hasta el sur de España, en Andalucía, a la Costa del Sol entre las provincias de Cádiz y Málaga. Allí podremos disfrutar de una tortilla de camarones o de una bandeja de fritura de pescadito para fuerzas y así seguir con ánimo durante todos los kilómetros de la ruta, además de poder bañarte en las aguas del Mar de Alborán.

La ruta comprende varias carreteras: A-384, CA-413, CA-9120, A-369, MA-555, A-374, A-2300 y A-377, y atraviesa distintos pueblos decorados por las típicas casas blancas de la zona, como Olvera, Setenil de las Bodegas, Algatocín, Benaoján, Zahara de la Sierra, Gaucín, Casares y Benadalid.

 

País Vasco

Volvemos al norte de España, a una de las comunidades que hay que recorrer en moto sí o sí, gracias a su extensión más reducida comparada con el resto de regiones de nuestro país. Su variedad de paisajes, tanto interiores como de costa, hacen de este territorio uno de los favoritos por todos aquellos moteros que alguna vez han rodado por sus estrechas carreteras llenas de curvas.

De hecho, la ruta más interesante en País Vasco es la que une sus dos principales ciudades, Bilbao y San Sebastián. Más de 100 kilómetros de costa en la que pasaremos por pueblos como Zarautz o Getaria, además de poder disfrutar de los encantos de lugares como San Juan de Gaztelugatxe, un islote con una pequeña ermita que fue escenario de algunas de las escenas más importantes de Juego de Tronos.

 

Hoces del Río Duratón

Dentro de la meseta castellana, una de las mejores rutas que podemos hacer es la que recorre las Hoces del Río Duratón, en la provincia de Segovia. Empieza en un pueblo llamado Valsáin, a unos 14 kilómetros de la capital segoviana y discurre a lo largo de poco más de 300 kilómetros por toda la provincia.

El itinerario suele incluir las carreteras CL-601, N-110, SG-V-2321, SG-V-2411, SG-241, SG-232 y SG-233, e incluso puede incluir un pequeño recorrido por la ciudad de Segovia, una visita a La Granja, Sepúlveda, Carrascal del Río y Burgomillodo desde donde se puede visitar la ermita de San Frutos y, por supuesto, el Parque Natural Hoces del Río Duratón.

 

Bajo Aragón

Se trata de una de las rutas más recientemente descubiertas por los motoristas, y discurre por el Bajo Aragón, visitando algunos pueblos en los que viven tan un centenar de habitantes en los meses de inviernos y que rodean un punto de encuentro vital para el motociclismo como es Alcañiz.

La extensa gama de imágenes, sabores y olores con los que te obsequia esta zona te invitará a volver a probar de nuevo. Sin duda, la provincia de Teruel es una gran opción para recorrer a lomos de nuestra moto.

Estas son algunas de las más interesantes rutas para hacer en moto pero no son las únicas. Casi cualquier rincón de nuestro país es interesante para visitar a dos ruedas, y el verano es el momento ideal para hacerlo.