Cinco formas de ganar dinero con un blog

Internet ofrece un sinfín de posibilidades para obtener unos ingresos extras o complementarios a nuestros ingresos habituales. De hecho, incluso hay personas que viven única y exclusivamente de su negocio online. Aunque te parezca difícil de creer, esto es posible. Hoy día, gracias a la gran cantidad de información disponible en la red, monetizar una web o un blog no es excesivamente complicado. A continuación te mostramos cinco formas de ganar dinero con un blog.

Ganar dinero con un blog es posible si sabes cómo hacerlo

ganar dinero con un blog

  1. Publicidad.

Google nos ofrece con AdSense la posibilidad de insertar anuncios publicitarios en nuestra web y ganar dinero con un blog con los clics que nuestros lectores hagan en ellos. Esta es la forma más simple de empezar a monetizar un blog ya que puede generarnos ingresos desde el primer día.

El problema de AdSense es que necesitamos un gran flujo de visitantes para que sea rentable, ya que los ingresos por clic son muy reducidos. Otro de sus inconvenientes es que no podemos controlar al cien por cien la publicidad que aparece en la web y, aunque esté relacionada con la temática, podría aparecer algún anuncio que no nos interesa.

Otra posibilidad es la publicidad directa sin intermediación de Google, por ejemplo, alquilando banners. El problema en este caso es que necesitamos tener una reputación importante e invertir mucho tiempo para conseguir clientes dispuestos a promocionarse en nuestra web y ganar dinero con un blog.

  1. Venta de infoproductos.

Un blog también nos ofrece la posibilidad de vender infoproductos como ebooks, cursos o acceso a zonas privadas. Lógicamente, hemos de ser expertos en la materia y estar bien posicionados para que los lectores confíen en nosotros y estén dispuestos a pagar por nuestros conocimientos para poder ganar dinero con un blog.

El margen de beneficios aquí es muy grande y las ventas se hacen en modo totalmente pasivo. Otra ventaja es que controlamos plenamente el proceso de venta y podemos usar todo tipo de técnicas para persuadir al lector de que compre.

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce: el problema con los infoproductos es que hay que invertir mucho tiempo en crearlos y también necesitamos una infraestructura que nos permita comercializarlo de manera profesional. Por otra parte, muchos infoproductos implican ofrecer soporte técnico al comprador durante un tiempo determinado, por lo que hemos de valorar si tenemos tiempo disponible para ello.

  1. Tienda online.

Mediante una tienda online podemos vender productos físicos y obtener importantes ingresos. No obstante, tiene varios inconvenientes: primero, montar una tienda online es complejo y seguramente necesitaremos ayuda de un experto;  segundo, la logística para almacenar y vender los productos que comercializamos no es nada sencilla; y tercero, Amazon, eBay o Alibaba, entre otros portales webs, serán nuestra competencia directa.

  1. Sistemas de afiliados.

Mediante un sistema de afiliados podemos recomendar productos que venden otras empresas, como Amazon, y obtener una comisión por las ventas que se hagan en estos portales si los visitantes proceden de nuestra web.

A diferencia de la tienda online, aquí no necesitamos un sistema logístico, dado que no almacenamos el producto. Además, tenemos dos ventajas fundamentales: todo el mundo se informa en internet antes de comprar y podemos “vender” cualquier cosa de forma totalmente pasiva. Eso sí, el margen de beneficio es más reducido y solo venderemos si la web del anunciante termina de convencer al lector. Eso último no podemos controlarlo.

  1. Vender un servicio de consultoría.

Muchas webs ofrecen un servicio de consultoría a sus lectores. Podemos encontrar desde médicos o psicólogos resolviendo dudas por Skype hasta coachs financieros que nos enseñan a invertir o expertos en marketing digital dispuestos a promocionar empresas.

En todos los casos, intercambiaríamos tiempo por dinero. Quizás se trate de la forma más difícil de monetizar un blog, ya que es fundamental estar posicionado como un experto en la materia para que el lector esté dispuesto a pagar por el servicio que ofrecemos.