empezar a reciclar

10 cosas que puedes hacer hoy mismo para empezar a reciclar

El mundo está lleno de plásticos, desechos y residuos. Es triste, pero cierto. Y aunque muchos piensan que los únicos responsables son las grandes empresas, tú juegas un papel muy importante a la hora de cambiar esta triste realidad. ¿Quieres empezar a reciclar y no sabes cómo hacerlo?

Lograrlo es muy sencillo. Si reciclas, aumentas la vida útil de los productos, lo que disminuye la fabricación de otros nuevos, evitando una gran cantidad de desechos y de contaminación. Fácil, ¿verdad? Puedes aportar tu granito de arena siguiendo estos 10 consejos para empezar a reciclar.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

El medio ambiente necesita tu ayuda, pon de tu parte y empieza a reciclar

1. Olvídate de los productos desechables.

Los productos desechables, es decir, las pajitas, cubiertos o platos de plástico, como su propio nombre indica, no se reutilizan y fomentan la producción de productos nuevos. Si quieres empezar a reciclar despídete de ellos y opta por productos que puedan usarse una vez tras otra.

2. Lleva tus propias bolsas.

Las bolsas de plástico no solo duran muy poco tiempo antes de romperse, sino que además contaminan las aguas de forma excesiva. En su lugar, compra una bolsa de tela y llévala contigo cada vez que vayas al supermercado. Tanto tu bolsillo como el medioambiente te lo agradecerán.

3. Despídete de las botellas de plástico.

Es bien sabido que reutilizar el plástico puede resultar perjudicial para la salud. Pese a ello, la mayoría de la población bebe en botellas de plástico una vez tras otra. Sustitúyelas por botellas de acero inoxidable y, con el tiempo, te ahorrarás un buen pellizco. Esto es clave si quieres empezar a reciclar.

4. Recicla tu ropa.

¿Tienes ropa en el armario que no usas a menudo? No la tires y utilízala para hacer trapos con los que limpiar el polvo o para decorar la casa. Piensa también que las modas siempre vuelven, ¡nunca sabes cuándo querrás ponértela de nuevo!

5. Nunca tires la comida.

Si te sobra comida, utilízala para preparar otro plato. Da rienda suelta a tu creatividad y sigue una dieta más variada. Lo tienes muy fácil si buscas recetas en internet y es una buena forma de empezar a reciclar.

6. No deseches las pilas.

Las pilas y las baterías contaminan los suelos y las aguas debido a la toxicidad de sus componentes. Por tanto, prohibido tirarlas a la basura. Mejor deposítalas en contenedores para pilas y así podrán ser utilizadas de nuevo en lugar de ir a parar al vertedero.

7. Reutiliza el aceite.

Mucha gente tira pequeñas cantidades de aceite por el desagüe cada día, lo que les hace perder dinero y además contamina las aguas subterráneas. Reutiliza este aceite varias veces y, cuando ya no sea útil, llévalo a un punto limpio.

8. Opta por la reparación.

La gran mayoría de veces que algo, por ejemplo, un móvil, se estropea, se debe a una pequeña pieza o mecanismo. No gastes el dinero en comprar uno nuevo y repara el antiguo. Ahorrarás dinero a la vez que le pones freno a tu espíritu consumista.

9. Dona juguetes.

Cada día se tiran cientos de juguetes a la basura, a pesar de estar en perfecto estado. ¿No sería mejor donarlos a hospitales o a centros de acogida? Seguro que allí podrán darle una segunda vida.

10. Deposita cada cosa en su contenedor.

Y por último y, probablemente más importante, lo que habrás escuchado cientos de veces: tira cada residuo a su contenedor. De lo contrario, no solo no estarás contribuyendo a cuidar el medio que te rodea, sino que estarás dificultando el proceso de reciclaje.

No esperes más y empieza a reciclar ya. Recuerda que los pequeños detalles llevan a grandes resultados.

 

Si necesitas una ayudita extra, en Vivus podemos ofrecerte un préstamo rápido de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para poder hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!