Vuelve

11 conceptos que debes entender antes de empezar a invertir

18/2/2022
Autor
Aurelio Jiménez

¿Estás pensando en empezar a invertir, pero no tienes ni idea de por dónde comenzar? ¡No tepreocupes! A fin de cuentas, eso es lo normal. Cuando uno se propone empezar a hacer o aprender algo, no sabe casi nada de ese algo.

¿Y cuál es la mejor forma de sentar las primeras bases? Sin duda, a través de los conceptos más básicos, los cuales te permitirán moverte por cualquier otro tipo de información, guía o recurso que busques para formarte.

Así que, en el artículo de hoy, vamos a darte los conceptos que debes entender antes de empezar a invertir si quieres tener éxito.

Son conceptos generales, pero que, como verás, te resultarán muy útiles. Además, estos conceptos, aunque son útiles para entender el mundo financiero, también lo son para entender todo el mundo en general. Te dan una nueva perspectiva desde la que enfocar las cosas.

1. Inversión

El primer concepto es… inversión. Y es que no todo el mundo termina detener claro qué significa “inversión”.

Para muchaspersonas, una vivienda en propiedad es una inversión. Y, en cierto sentido, lo es, pero quedarse ahí es quedarse muy corto. Inversión debería considerarse todo aquello que aumenta nuestro patrimonio y genera una rentabilidad.

2. Mercados

El concepto de “mercados” también es muy importante. Este concepto hace referencia a cualquier lugar en el que se intercambian bienes o servicios. En general, toda la economía global se puede considerar un mercado. Pero, después, podemos diferenciar diferentes subtipos de mercados.

Por ejemplo, el mercado bursátil y el mercado inmobiliario son parte del gran mercado, pero están acotados y tienen características únicas que no comparten.

3. Bolsa

La Bolsa es un mercado en el que se intercambian títulos de propiedad sobre empresas. O lo que es lo mismo: acciones. Cuando compras acciones, debes pensar en ellas como si fueran toda la compañía. ¿Comprarías Disney en su totalidad?

Si la respuesta es sí, comprar acciones de Disney es una buena idea. Pero, por supuesto, debes analizar la compañía para averiguar si, realmente, comprarías toda la empresa.

4. Commodities

Otro concepto importante es el commodities o materias primas. Existe todo un mercado para ellas, pero su importancia trasciende ese mercado y afecta a toda la economía (y, por supuesto, a los demás mercados).

A fin de cuentas, cualquier empresa y cualquier economía funciona con materias primas. Tenerlas en el radar y comprender cómo funcionan es fundamental para ganar dinero invirtiendo.

5. Cryptos

Las cryptos involucran todo tipo de proyectos criptográficos. A menudo se confunde crypto con Bitcoin o “nuevo dinero”, pero lo cierto es que es algo que va mucho más allá. De hecho, actualmente, la mayoría de los proyectos que hay en el mercado crypto no son dinero, sino que buscan ser otra cosa (arte, startups, videojuegos…).

Tener el mundo crypto en el radar es una buena idea si quieres tener exposición a rentabilidades potencialmente enormes (pero con riesgo).

6. Inmobiliario

El inmobiliario es otro gran mercado y ha sido, históricamente, la forma más utilizada para invertir. Sobre todo, en España. La mayoría de los españoles sólo saben invertir comprando inmuebles.

Esto no es demasiado bueno, porque lo mejor sería conocer diferentes mercados y aprovechar el mejor en cada caso. Pero, más allá de eso, sí puedes encontrar grandes oportunidades invirtiendo en inmobiliario.

7. Retorno de la inversión

Otro concepto imprescindible es el de “retorno de la inversión”. Con este concepto, hacemos referencia a cuánto beneficio nos va a suponer una determinada inversión, y es algo que tenemos que tener claro para saber si nos interesa o no realizarla.

Además, nos interesa, también, para comprar entre dos o más inversiones posibles, para saber por cuál decantarnos. Eso sí, teniendo en cuenta, también, el riesgo al que nos exponemos en cada caso.

8. Riesgo / Beneficio

Siguiendo con lo anterior, el “cálculo de Riesgo / Beneficio” es otro de los grandes conceptos que tenemos que considerar. El beneficio de una inversión podemos entenderlo como el retorno de la misma, que hemos visto antes.

El riesgo es la probabilidad de perder la inversión (o, en algunos casos, la volatilidad). Para elegir entre dos inversiones, debemos atender al retorno que esperamos obtener y al riesgo que vamos a asumir.

9. Volatilidad

En el apartado anterior hemos mencionado la “volatilidad”. Este es un concepto que aparecerá muchísimas veces cuando investigues sobre inversión. Pero… ¿Qué significa realmente?

La volatilidad no es más que el movimiento de la rentabilidad de una inversión a lo largo del tiempo. Por ejemplo, una inversión cuya rentabilidad pasa de +10% a -10% cada día, será una inversión más volátil que una que pasa de +5% a -5%.

Es importante aclarar que esto será así incluso aunque ambas inversiones, al final del plazo que hayamos decidido para invertir (imaginemos, un año), hayan dado la misma rentabilidad final.

Por ejemplo, un 10%. Si ambas inversiones tienen ese 10% de rentabilidad final, pero una es menos volátil que la otra, lo inteligente será apostar por la menos volátil. Sin embargo, a menudo, las inversiones más volátiles son las que mejores retornos aportan a largo plazo.

10. Perfil de inversor

El siguiente concepto es el de perfil de inversor. Este concepto hace referencia a nuestra forma de ser como inversores. Y es que no todo tipo de inversión es para cualquier tipo de inversor.

Aquellas personas que tengan mayor aversión al riesgo preferirán inversiones más conservadoras y menos arriesgadas. Y viceversa. Es importante invertir sólo en aquello que va acorde a nuestro perfil de inversor.

11. Apalancamiento

El concepto de apalancamiento hace referencia al uso de deuda para invertir. Es muy frecuente en ciertos mercados, como el de futuros. Sin embargo, cuando compramos un inmueble con una hipoteca, también nos estamos apalancando. El apalancamiento puede aumentar nuestros retornos, pero también aumenta nuestros riesgos.

‍

Estos son los conceptos básicos que debes entender antes de empezar a invertir y que son fundamentales.

Si no los dominas, es muy probable que estés perdido y no sepas qué te están diciendo en las guías, documentos y recursos que utilices para formarte. Si tienes claros estos conceptos, todo el aprendizaje posterior te resultará muchísimo más sencillo. Así que… ¡Dale caña!

‍

¿Quieres tu primer préstamo ya?

Consigue tus primeros 300€ sin intereses ni comisiones, y devuélvelos en 30 días

Solicita tu crédito ahora

Artículos Relacionados