Prestamos para desempleados

Préstamos para desempleados: Alivia tu economía doméstica

La difícil situación económica ha golpeado a millones de familias en España y ha dejado a jóvenes, adultos y mayores en graves problemas para llegar a fin de mes. La ayuda de familiares y amigos tiene límites y pronto llega el momento en el que parece que no tienes más opciones para salir adelante. Los préstamos rápidos son perfectos para salir del atolladero, ya que están pensados para desempleados y personas que, por diversos motivos, no pueden ir a un banco a pedir dinero (al no tener un contrato de trabajo, se lo negarán seguro).

En este sentido, los créditos para desempleados son una solución interesante que debes contemplar cuando vives momentos de serias dificultades con el dinero.

¿Cómo funcionan los préstamos para desempleados?

Existen varios tipos de créditos para desempleados. Para solicitar la financiación, será importante justificar que existe alguna forma de devolver el dinero.

Una ayuda que te sirve como garantía para poder acceder a este tipo de préstamos para desempleados sería el pago del paro o de algún tipo de ayuda económica que puedas estar percibiendo, como, por ejemplo el Plan Prepara, alguna ayuda autonómica u otras.

Las cantidades que se suelen prestar no son demasiado grandes, pero pueden servir para dar un respiro a la economía familiar, agravada por la falta de ingresos. O cuando, por ejemplo, existen gastos que debes cubrir con urgencia (la inesperada enfermedad de un familiar o un viaje que debes realizar para participar en una entrevista de trabajo en otro país, etc.)

También es muy útil usar los préstamos para desempleados con el objetivo de emprender. Como bien sabrás, son muchos los parados que prefieren, en vez de seguir buscando empleo o dinero, luchar contra la crisis emprendiendo un negocio propio. Muchos de ellos necesitan un empuje, un poco de capital que les pueda servir para abrir un local o contratar a algún colaborador.

La posibilidad de optar a estos créditos reside en lo siguiente: al ser cantidades pequeñas, la financiera asume riesgos pequeños. De esta forma, puede ayudar dando créditos a muchas personas. Este tipo de préstamos es bastante beneficioso para las personas que se encuentran en el paro, ya que puede cambiarles la vida por completo: la posibilidad de salir de un bache, llevar adelante proyectos nuevos, etc.

¿Cómo puedes pedirlos?

Sin necesidad de moverte de casa, realizas un registro y eliges el importe necesario; luego, puedes seleccionar la banca online; y, en cuestión de minutos, sabrás si tu préstamo ha sido aceptado. Para recibir el dinero, se avisa directamente al usuario la concesión y se realiza una transferencia bancaria a la cuenta facilitada.