Qué es una franquicia y cómo funciona

¿Qué es una franquicia y cómo funciona?

¿Cuántas veces has oído decir tal tienda o ese restaurante de comida rápida es una franquicia? Seguro que innumerables veces, pero sabes qué es una franquicia, los elementos esenciales que la definen y cómo funciona el sistema de franquicias. Te lo explicamos.

Según la Real Academia de la Lengua Española (RAE), una franquicia se define como la “concesión de derechos de explotación de un producto, actividad o nombre comercial, otorgada por una empresa a una o varias personas en una zona determinada”.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

Por su parte, el Código Deontológico Europeo de la Franquicia la define como un “un sistema de comercialización de productos y/o servicios y/o tecnologías basado en una colaboración estrecha y continua entre empresas jurídica y financieramente independientes, el Franquiciador y sus Franquiciados, en la cual el Franquiciador otorga a sus Franquiciados el derecho, e impone la obligación de explotar una empresa de conformidad con el concepto del Franquiciador”.

En este sentido, según ambas definiciones los dos principales actores en una franquicia son el franquiciador y el franquiciado. Ambos tienen que ser empresarios independientes y que han firmado un contrato de franquicia por la que el franquiciado paga una cierta cantidad de dinero al franquiciador para obtener una licencia durante un tiempo y en un lugar determinado que le permita montar un negocio utilizando una marca que ya está consolidada en el mercado.

Ventajas y desventajas de las franquicias

En cuanto a sus ventajas, la principal es que el franquiciado no comienza con un negocio desde cero y nuevo en el mercado sino que ya tiene un bagaje. Esto hace que se minimicen los riesgos de cierre durante los primeros años desde un 80% a un 25, según los últimos estudios.

Otras son que se trata de un negocio ya probado y que tiene una base de conocimiento que el franquiciador traspasa al franquiciado para que la franquicia salga adelante. En este sentido, el franquiciado no se siente solo y siempre tiene el apoyo de su franquiciador que tiene más conocimiento del negocio.

No todo es ideal, en el mundo de las franquicias, ya que también hay inconvenientes como por ejemplo que el franquiciado nunca será el propietario de la marca y no tendrá el control absoluto de su negocio. Además, los contratos de franquicia suelen tener un tiempo determinado, que se suele renovar, pero tiene caducidad.

¿Para qué tipos de empresarios son apropiadas las franquicias?

Las franquicias no son apropiadas para todo tipo empresarios, sino que se tiene que tener una serie de características muy concretas para que así el negocio triunfe. Éstas son las siguientes:

  • Personas a las que no les cueste acatar las normas ya que la mayoría de los franquiciadores establecen la forma de gestión, los productos y los proveedores con los que el franquiciado tiene que trabajar.
  • Profesionales que trabajen eficientemente para que la franquicia funcione, por lo que hay que trabajar duro.
  • Quieren tener seguridad y rapidez a la hora de montar su negocio.
  • Tienen capital para invertir anticipadamente y no les importa tener que dividir las ganancias.
  • Saben que su negocio puede no ser para toda la vida y que tiene fecha de caducidad, eso sí, renovable.

¿Qué te parece más seguro montar una franquicia o un negocio por ti mismo? ¿Crees que es verdad que tienen menos riesgos? Cuéntanos tu opinión.

Fuentes información: