metodo delphi

El método Delphi

Ni tarots. Ni cartas. Ni bolas de cristal. La economía puede “predecir” el futuro sin necesidad de valerse de esa suerte de artilugios ni esoterismos. Y es que la economía tiene sus propios métodos, análisis y estudios que le permite, basándose en determinadas condiciones técnicas, científicas, económicas y sociales de una realidad futura, anticiparse a un hecho que puede tener lugar. No estrujéis vuestros sesos en un vano intento de descifrar los mensajes ocultos de una bola de cristal, os presentamos el Método Delphi.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

La capacidad de predicción de la Delphi se basa en la utilización sistemática de un juicio intuitivo emitido por un grupo de expertos. Se trata, por tanto, de un complejo método de pronóstico clasificado como parte constituyente del ámbito de métodos cualitativos o subjetivos. De esta manera la calidad de los resultados depende, sobre todo, de la cuidadosa elaboración del cuestionario y en la precisión en la elección de los expertos consultados.

¿Cuáles son las  características del método Delphi?

En primer lugar, el anonimato. Durante la aplicación del método Delphi ningún experto conoce la identidad de los otros que componen el grupo de debate. A continuación, es necesario tener en cuenta que puesto que se presenta varias veces el mismo cuestionario, esto nos permite disminuir el espacio intercuartil, ya que se consigue que los expertos vayan conociendo los diferentes puntos y puedan ir modificando su opinión.

Asimismo, este método ofrece una respuesta del grupo en forma estadística. Esto quiere decir que la información que se presenta a los expertos ofrece la totalidad de las opiniones indicando el grado de acuerdo que se ha obtenido. Por otra parte, estos estudios muestran cierta heterogeneidad ya que pueden participar expertos de distintas ramas científicas y humanísticas. .

Las 4 fases del método Delphi 

Para comenzar es conveniente definir los objetivos, el problema a tratar y el marco espacial y temporal del estudio. En segundo lugar, tiene lugar la selección de expertos. Se seleccionan en función del objetivo prefijado y atendiendo a  ciertos criterios como  posición o experiencia. Además se tendrá en cuenta también el tamaño de la muestra en función de los recursos medios y tiempo disponible. A continuación, es necesario elaborar y lanzar los cuestionarios. Finalmente se cuantificarán y se analizarán los resultados obtenidos.  

¿Cuáles son las ventajas?

Como hemos podido comprobar,  nos permite obtener información sobre diversos temas y a partir de distintos puntos de vista. Este resultado interdisciplinar construye un variado horizonte de análisis que, al mismo tiempo, facilita la participación de numerosas personas de manera organizada.  Por otro lado, ayuda a explorar de forma sistemática y objetiva problemas que requieren la interrelación y la opinión  de expertos.

 ¿Y los inconvenientes?

El coste de estos estudios es elevado, requiere mucho tiempo y una amplia muestra de sujetos.

Y tú, ¿qué opinas del método Delphi? ¿Conoces otros sistemas o métodos? ¡Cuéntanoslo en un comentario!