crédito solo con DNI

Créditos solo con DNI

En la actualidad, los préstamos inmediatos de dinero se han convertido en una fuente importante de financiación para muchas personas que tienen problemas de liquidez puntuales y necesitan dinero. Y sí, posible pedir un crédito solo con DNI.

Se trata de un tipo de créditos que son 100% online, sencillos de contratar y con unas exigencias mínimas puesto que tan sólo se necesita tener más de 21 años, presentar tu DNI y disponer de un número de cuenta donde ingresar el dinero.

Las ventajas de los prestamos inmediatos sin nómina

Este tipo créditos se ha hecho un sitio en nuestro sistema financiero puesto que en los tiempos de crisis en los que vivimos conseguir un préstamo tradicional se ha convertido casi en un imposible.

En este sentido, las dos principales características de los créditos solo con DNI son las siguientes:

  • La rapidez: El mayor interés de estos productos financieros, gestionados por entidades de crédito privadas, estriba en la consecución del dinero con la máxima rapidez. De hecho, el principal incentivo para recurrir a estos préstamos reside en la urgencia que requieren algunos pagos, tales como los relativos a una multa con recargo o unas obras imprescindibles para poder abrir un negocio que se convertirá en la fuente de ingresos principal de una familia.
  • El ahorro en trámites: Como es lógico, para que el dinero pueda llegar con la rapidez deseada, es preciso el aligeramiento de determinados trámites y papeleos. En este sentido, para conseguir la concesión de este tipo de créditos no es necesario presentar ni nómina ni aval puesto que con el DNI y un extracto bancario en el que consten los datos como titular de una cuenta bancaria y los relativos a esta.

Estos dos aspectos son muy importantes porque suponen un ahorro de tiempo y dinero. No hay que fotocopiar más documentos ni se tendrá que dilapidar el tiempo en largas esperas ante la sucursal del banco.

Así se solicita un crédito solo con DNI

Solicitar un préstamo de dinero inmediato es muy sencillo puesto que todos los tramites se pueden realizar online. En este sentido, los principales pasos son:

1.- Registrarse como cliente en la web.

2.- Seleccionar las condiciones del préstamo a solicitar: cuantía y plazo de devolución.

3.- Presentar el DNI y tu número de cuenta.

4.- Esperar a la aceptación del préstamo por la entidad crediticia.

5.- Llegada del dinero a tu cuenta corriente.

Como puedes comprobar, solicitar un crédito rápido online es muy sencillo: rápido, sin documentación y 100% online.