amortizar capital

¿En qué consiste amortizar capital en una hipoteca?

Si tienes en cuenta que una hipoteca es un préstamo a largo plazo, la amortización de capital se produce cada vez que haces frente a uno de los plazos estipulados en tu contrato con el banco que puede durar 20 o 30 años. No obstante, existen ocasiones en las que una mejora de nuestra situación económica te permite deshacerte de la deuda antes (amortizar capital) del plazo previsto y ahorrar, con ello, en intereses.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

¿Cómo puedo amortizar mi hipoteca anticipadamente?

Existen dos maneras de amortizar el capital antes de tiempo de forma parcial. Por un lado, puedes optar por reducir la cuota mensual a pagar, lo cual te permitirá dedicar menos dinero cada mes al pago de tu hipoteca o el plazo de tiempo total en el que devolverás la deuda contraída con tu entidad bancaria.

Con la primera opción, reducir cuota, no conseguirás ahorrar demasiado en intereses. En cambio, si te decantas por la otra opción (es decir, reducir el número de plazos a pagar), el importe total hipotecario será menor que en el otro caso.

Es importante destacar que ciertos contratos tienen asociados unas comisiones por amortización parcial, lo cual supone la aplicación de un tipo de interés que varía en función de la entidad bancaria con la que trabajes. Dicha comisión no podrá ser mayor del 0,50 %, durante los 5 primeros años, tal y como está regulado por el Banco de España.

¿Es mejor amortizar capital de mi hipoteca o disponer de mayor poder adquisitivo?

Esta pregunta requiere de un análisis exhaustivo de tu economía doméstica para ser contestada apropiadamente. Lo más lógico sería mantener la cuota y reducir el tiempo hipotecario para beneficiarte de un sustancioso ahorro en intereses, pero esto significa apostar por el futuro y limitar los recursos que eres capaz de consumir cada mes.

Asimismo, amortizar el capital reduciendo la cuota mensual revierte, directamente y de forma inmediata, en el nivel de vida que puedes llevar. Esto significa que, con ese dinero extra que dedicas a reducir tu hipoteca en el proceso de amortización parcial, estás invirtiendo en tu capacidad de gasto y podrás disponer de más capital para tus gastos del día a día.

Como ves, no debes tomar una decisión de estas características a la ligera. Por ello, si estás pensando en amortizar capital de tu hipoteca te recomendamos que pienses bien todos los puntos anteriores antes de ponerte en contacto con tu banco y repases meticulosamente tu contrato hipotecario en búsqueda de una probable cláusula que regule la comisión por la amortización parcial de tu hipoteca.

 

¿Necesitas una ayuda extra? En Vivus tenemos nuestros créditos rapidos  con los que te ofrecemos hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para que hagas frente a cualquier imprevisto de forma sencilla. ¡En 10 minuto y sin apenas papeleo!