Contabilidad para dummies

Contabilidad para dummies: 8 términos contables que debes conocer

Cuando te adentras en el mundo empresarial te das cuenta de que hay palabras un tanto extrañas que aparecen por todas partes: activo, pasivo, fondo de maniobra… La contabilidad forma parte del mundo de la empresa y conocerla es fundamental para la toma de buenas decisiones. ¿Qué te parece si conocemos el significado de los principales términos contables? Vamos con una pequeña lección de contabilidad para dummies.

Los términos clave de la contabilidad para dummies

Cuentas anuales

Las cuentas anuales son un conjunto de documentos que reflejan la situación económico-financiera de una empresa y su evolución en el tiempo. Comprende el Balance de Situación, la Cuenta de Resultados o de Pérdidas y Ganancias, el Estado de Cambios en el Patrimonio Neto y el Estado de Flujos de Efectivo. Estos documentos permiten conocer con exactitud y sin margen de error cuál es la salud de cada empresa.

Balance de situación

Es el documento contable en el que se recoge cuál es el patrimonio de la empresa, es decir, su situación económica y financiera en un momento determinado del tiempo. Lo componen tres grandes pasas patrimoniales: el activo, el patrimonio neto y el pasivo. Junto con la Cuenta de Pérdidas y Ganancias forma la parte más importante de las cuentas anuales.

Activo

El activo son los bienes y derechos que pertenecen a la empresa. Un bien es cualquier cosa física (como una máquina o unos ordenadores) o intangible (un programa informático, una inversión…) cuya titularidad es de la empresa. Mientras tanto, los derechos son obligaciones que terceros tienen con la empresa. Por ejemplo, una factura de un cliente que aún no se ha cobrado. Los activos enriquecen a la empresa.

Pasivo

El pasivo representa la financiación de la empresa. El dinero que esta ha invertido para tener los activos se considera pasivo. Los pasivos son, por tanto, las deudas de la empresa, y comprende las obligaciones actuales de la compañía. En general, se diferencia entre financiación ajena a corto plazo y a largo plazo, conceptos que explicaremos a continuación.

Patrimonio Neto

El patrimonio neto, también llamado financiación propia, pasivo no exigible o fondos propios, son los recursos de la empresa que no debe devolver jamás. Lo forman el capital social, las reservas, las subvenciones, las donaciones, los legados… Si la empresa desea adquirir activos sin endeudarse solo puede conseguirlo gracias a su patrimonio neto. Por ejemplo, aumentando el capital social si se trata de una Sociedad Anónima.

Financiación Ajena

La financiación ajena, también llamada recursos ajenos o pasivo exigible, son todas las deudas que tiene la empresa frente a terceros como acreedores, entidades financieras o proveedores. En función de cuánto tardan en vencer estas obligaciones se diferencia entre pasivo no corriente, que lo forman las deudas con vencimiento superior a un año (por ejemplo, un préstamo bancario a devolver en cinco años), y el pasivo corriente, formado por deudas que vencen en menos de un año (por ejemplo el saldo pendiente de cobro a un cliente).

Pérdidas y Ganancias

La cuenta de Pérdidas y Ganancias es un documento contable que permite conocer cuál es el resultado económico de la empresa en un ejercicio, es decir, a cuánto asciende su beneficio o cuáles son sus pérdidas. Se calcula como diferencia entre los ingresos y los gastos. A esta diferencia se le denomina Resultado del ejercicio y será Beneficio si es positiva o Pérdida si es negativa.

Fondo de maniobra

El fondo de maniobra se calcula como la diferencia entre el Activo Corriente y el Pasivo Corriente. Esta magnitud representa la parte de la financiación a largo plazo de la empresa que se utiliza para inversiones a corto plazo. Cuando es negativo posiblemente existan problemas de liquidez en la empresa que podrían conducirla a una suspensión de pagos. Lo recomendable, en casi todos los casos, es que sea positivo.