Conoce cómo ahorrar en la vuelta al cole

¿Cómo podemos ahorrar en la vuelta al cole?

Ahora que se acerca el final del verano, ¿te preocupa el desembolso económico que supone la vuelta al cole de tus hijos? ¿No has planificado el regreso de los niños al colegio con tiempo y te va a pillar el toro? A pesar de que la vuelta al colegio de los niños supone un desembolso importante de dinero de cara al último trimestre del año, si eres práctico, sabes qué hacer y dónde buscar puede que incluso te ahorres algunos euros con respecto a tus cálculos.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí]

Hay que tener en cuenta, que hay gastos que son obligatorios y de los que la mayoría de las familias no pueden desprenderse, sobre todo con los horarios de trabajos que tienen los padres, como son el comedor o las horas extra en el colegio como desayuno o la merienda e incluso en ocasiones el transporte.

No obstante, hay otra serie de gastos de los cuales sí que podremos recortar. Entre ellos, se encuentra la ropa para ir al colegio (sea uniforme o no). Los libros y el material escolar.

En este sentido, te presentamos una serie de acciones que te explicarán cómo puedes ahorrar en la vuelta al cole. Son los siguientes:

  1. Planificar la vuelta al cole con tiempo. Lo ideal es comprar el material escolar, los libros y los uniformes del próximo año a principios del verano porque conforme se va acercando la fecha de la vuelta al colegio los precios se disparan.
  2. Informarse sobre ayudas y becas para el comedor, de estudio y de libros de texto. Existen tanto a nivel estatal como autonómicas y tienen unos plazos determinados. Estate atento a los plazos y los requisitos, puesto que una ayuda económica por la vuelta al cole nunca viene mal.
  3. Comparar y comprar los libros en los sitios más baratos. La experiencia dice que los lugares más baratos para comprar los libros de texto suelen ser los hipermercados, donde se puede ahorrar hasta un 25%. No obstante, comprarlos ahí tiene como pega que los errores o problemas con alguno de ellos se tardan más en solucionar.
  4. Optar por las marcas blancas a la hora de la compra del material escolar, mochilas, etc., siempre y cuando los colegios no obliguen a comprar una determinada marca. Esto abaratara mucho nuestro gasto ya que los materiales u ropas que tienen marca ya solo por tenerla, pagamos por ella.
  5. Reciclar el material ya utilizado y que esté en buen estado y comprar sólo el estrictamente necesario. Cuando termina el curso, muchas veces los niños no han gastado todo el material escolar del año. Por ello, antes de ir a comprar el nuevo, analiza qué se necesita y qué no y compra sólo aquello que no tienes. Ahorrarás dinero y también en espacio en casa.
  6. “Heredar” o prestarse los libros de texto. Si tienes hermanos, primos o conocidos que sean más o menos de la edad de tus hijos puedes “heredar” sus libros o bien conseguir que te los presten y tú hacer lo mismo con los libros de tus hijos. Este simple gesto, puede hacer que todos os ahorréis mucho dinero.
  7. “Heredar” los uniformes de hermanos, primos o amigos. Los niños crecen con demasiada frecuencia y no les da tiempo a estropear los uniformes cuando ya se les han quedado pequeños. El reutilizarlos en un hermano menor, un primo o un amigo, puede suponer un gran ahorro para la familia que los recibe.
  8. Si tus hijos no pueden heredar los uniformes o la ropa para ir al colegio, sé previsor, adquiérelos con una talla más. Así, te garantizarás que aunque tu hijo crezca le seguirá valiendo la ropa para todo el curso y con un poco de suerte para el próximo año también.

¿Tienes niños en edad escolar? Cuéntanos tu experiencia: ¿en qué gastas más dinero?, ¿qué trucos tienes para ahorrarte unos eurillos con la vuelta al cole?…

Fuentes información: