Ahorrando céntimo a céntimo

Coge el dinero y corre. Cada céntimo que te sobre,  ya sea después de hacer la compra o  de tomar una copa con unos amigos, cógelo y corre. Guárdalo. Pues sí, por ahí van los tiros. Precisamente el cometido de esta categoría de nuestro blog es enseñar el arte de la economía doméstica.  Porque céntimo a céntimo se puede construir un imperio, o eso dicen.

“En tu bolsillo”  se viste de gala para dar la bienvenida a familias, a parejas sin hijos, a solteros o a estudiantes. Todos y cada uno de vosotros habéis recibido una invitación para asistir a esta carrera de obstáculos porque ¿quién ha dicho que ahorrar sea fácil? Tendremos que saltar muchas vallas pero, con ayuda de esta sección, llegaremos a la meta, no cabe duda.

Nuestro objetivo es alcanzar las máximas cotas de ahorro posibles en la economía doméstica, por eso nos fijaremos en los detalles de lo cotidiano. Cada semana podréis leer nuestros posts y publicaciones en los que trataremos de indicar la manera de conducir a nuestros lectores por el camino de la prudencia económica. Mostraremos, además, algunos trucos para hacernos con los productos más baratos del mercado, indicaremos las instrucciones que debemos seguir para ahorrar en casa o expondremos algunas ideas para disfrutar de nuestro tiempo libre de manera económica y sin perdernos ningún plan, viaje o fiesta.

En definitiva, en esta sección buscaremos los medios de ahorro necesarios para que al final de mes nuestros bolsillos no se quejen y nosotros tampoco, claro. Alguno diría “bueno hombre, ¡ni que el dinero fuese lo más importante!”. Por supuesto que no, pero como dijo Groucho Marx: “¡Hay tantas cosas en la vida más importantes que el dinero! ¡Pero cuestan tanto!”