Cómo ahorrar en las rebajas de enero

6 claves para comprar con éxito en las rebajas de enero

Si eres de los que cree que las rebajas de enero son para ayudarnos a superar mejor la depresión post-navideña, este post va para ti. Ahora es el momento para canjear el dinero que te ha traído Papa Noel o los Reyes Magos por objetos o servicios que nos gusten. Si eres de esas personas que en rebajas lo compra todo, atención a nuestros consejos para que puedas sacar el máximo partido a los descuentos.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

  1. Puede parecerte muy obvio pero recuerda que para no excederte con las compras, es muy recomendable fijarse un presupuesto máximo. De esta manera, no te gastarás más de lo que hayas decidido y te ayudará a seleccionar mejor.
  1. Hacerte un listado de lo que necesites también te ayudará, no solo a no comprar cosas que nunca más usarás, sino también a ajustarte al presupuesto inicial que habías fijado. De esta manera, te asegurarás de que lo que acabas comprando realmente lo quieres y lo necesitas. Y además, no se te olvidará nada.
  1. ¡No dejes que te tomen el pelo! Comprueba que en todas las etiquetas de los productos rebajados figura el precio original y el rebajado o bien el porcentaje de la rebaja. Así te aseguras que realmente el producto está rebajado de forma correcta y cuánto te estás ahorrando en la compra.
  1. Los periodos de rebajas también ofrecen garantías, así que si compras una lavadora o una nevera, esta también tendrá su garantía pertinente y servicio de postventa. ¡Esto no se rebaja!
  1. En períodos de rebajas es muy importante fijarse en la calidad del producto. Vender productos defectuosos está prohibido en rebajas a no ser que se indique que tienen una tara, como por ejemplo un agujero en un jersey. En ese caso, el establecimiento deberá aceptar las devoluciones y los cambios de los productos defectuosos.
  1. La publicidad siempre ayuda a elegir. Ahora bien, es esencial leer bien la letra pequeña para que al pasar por caja no te den un susto con un precio más alto del que te esperabas. ¡Recuerda, las rebajas recortan los precios pero no tus derechos!

Y tú, ¿ya has cazado alguna ganga? Cuéntanoslo dejándonos un comentario.