IRPF

¿Por qué nos retienen el IRPF en la nómina?

Cada mes, al recibir la nómina, los trabajadores observan que se les ha descontado una parte importante de su sueldo en concepto de IRPF. A pesar de que esto ocurre cada mes, muchas personas aún no saben por qué se paga este impuesto.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

Por ello, lo primero es explicar qué es el IRPF. Se trata del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, es decir, un impuesto que grava la renta obtenida en el año de quienes residen en España. Este impuesto es progresivo, de manera que, cuanto más gane una persona, mayor será el porcentaje de IRPF que pagará a la Hacienda Pública.

De esta forma, en cada nómina se retiene una parte de IRPF y al final de cada año, en la declaración de la renta, se ajusta lo retenido para saber si corresponde pagar más o recibir la devolución de una parte.

¿Cuánto nos pueden retener de IRPF?

La retención de este impuesto depende de muchos factores. Dos personas que trabajen en el mismo puesto pueden tener una retención diferente, dependiendo de sus situaciones personales o familiares.

En el cálculo de retención se tienen en cuenta factores como el estado civil o el número de hijos, la fecha de inicio y finalización del contrato de trabajo o el salario bruto anual. Para calcular el porcentaje de retención en concepto de IRPF la Agencia Tributaria pone a disposición de todos una herramienta gratuita.

Otra duda de muchas personas es por qué se retira mes a mes, si el cómputo total se hace de forma anual. Esto ocurre así porque es el mecanismo de Hacienda para asegurarse de que paguemos la cuantía debida. De esta forma, el trabajador no podrá gastar ese dinero, ya que no contará con él de manera física.

También resulta positivo el hecho de que el propio trabajador conozca cuál es su retención mensual, ya que podrá estimar si en la declaración anual le devolverán, tendrá que pagar o se quedará a cero.

¿Para qué pagamos IRPF?

Al igual que todos los impuestos, sirve para nutrir las arcas públicas mediante la recolecta de Hacienda. Por tanto, el gravamen de este impuesto ayuda a pagar todos los servicios públicos de los que goza España.

Para mantener los presupuestos destinados a Sanidad, Educación y las Pensiones, es necesario que todos los trabajadores paguemos el IRPF. De esta forma, el sistema será sostenible.

De hecho, la preocupación actual acerca de la bajada de la hucha de las pensiones se debe a que hay muy pocas personas trabajando y muchos jubilados que requieren de pensión. Esta es la razón principal por la que se lucha contra la economía sumergida y demás estafas a Hacienda.

En este sentido, el IRPF y el resto de impuestos que pagamos son “el precio que pagamos por una sociedad civilizada”, como decía Oliver Wendell Holmes. ¿Estás de acuerdo?

 

Si necesitas una ayudita extra, en Vivus podemos ofrecerte un préstamo rápido de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para poder hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!