Empleos con futuro en España

Trabajos con futuro: ¿Cuáles son las tendencias de empleo en España?

Los avances tecnológicos, socioeconómicos y culturales influyen directamente en dos aspectos vinculados al mercado de trabajo de cualquier país desarrollado: el número y tipos de empleo de una sociedad y la cualificación profesional necesaria para adaptarse a acceder a ellos.

No en vano, tanto los observatorios de empleo europeos como los españoles apuntan a que el panorama del empleo se habrá modificado de forma bastante significativa en los próximos diez años, debido a dos factores principales:

  • El envejecimiento de la población: en consecuencia, la necesidad de cubrir los puestos de trabajo por motivos de jubilación será mayor que la de empleos de nueva creación, en relación de nueve a uno.
  • El impacto tecnológico: el continuo avance de la tecnología provocará la mejora o la creación de nuevos procesos de producción en las grandes industrias, lo cual requerirá trabajadores cada vez más cualificados.

Por sectores de ocupación, se prevé que en el sector primario crezca el empleo vinculado a la agricultura ecológica, en detrimento del empleo de la agricultura tradicional; en el sector secundario, avanzarán los empleos vinculados a vehículos a motor, equipos ópticos y electrónicos, y caerá el empleo en la industria en general; por último, en el sector terciario, el transporte, la distribución y, sobre todo, la hostelería, requerirán mucha mano de obra, justo lo contrario que le ocurrirá al sector de la administración.

En lo que respecta a la cualificación exigida, en España el mayor número de oportunidades laborales exigirán un nivel de cualificación alto, aunque también será significativo el número de empleos destinados a la cualificación de tipo medio.

Los yacimientos de empleo

Las tendencias de empleo son las grandes líneas generales que marcan la evolución del mercado laboral a largo plazo. Su importancia radica en que indica qué actividades económicas son las que tienen más potencial para generar puestos de trabajo. A esas actividades en concreto se les denomina yacimientos de empleo.

En el “Libro blanco Crecimiento, Competitividad y Emple. Retos y pistas en el siglo XXI”, más conocido con el nombre de Informe Delors, se plantean los siguientes yacimientos de empleo para el marco de la Unión Europea, clasificados en cuatro grupos:

  1. Servicios de la vida diaria: Servicios a domicilio, Atención a la infancia y Nuevas tecnologías de la información y la comunicación.
  2. Servicios para la mejora de la calidad de vida: Mejora de la vivienda, Seguridad, Transportes colectivos globales, Aprovechamiento de los espacios públicos urbanos y Comercios de proximidad.
  3. Servicios culturales y de ocio: Turismo, Sector audiovisual, Patrimonio cultural y Desarrollo cultural local.
  4. Servicios de medio ambiente: Tratamiento de residuos, Gestión del agua, Protección y mantenimiento de las zonas naturales y Regulación y control de la contaminación e instalaciones correspondientes.