Cómo ser eficiente en el trabajo

¿Cómo ser eficiente en el trabajo?

¿Eres de los que no les cunde el tiempo en el trabajo? ¿Una persona a la que le gustaría ser más eficiente? Una pregunta que muchos trabajadores nos hacemos con frecuencia es cómo ser eficiente en el trabajo, es decir, como ser más productivos.

Con los siguientes consejos conseguirás realizar el mismo trabajo en menos tiempo:

  • Organiza el trabajo el día anterior: Muy a menudo llegamos a la oficina y nos ponemos a divagar sin saber qué hacer, durante media hora, quizá más. Para evitar esta situación, el día anterior puedes organizar las tareas que debes realizar ese día. De esa forma, nada más llegar ya sabrás con que ponerte y por lo tanto aprovecharás más el tiempo.
  • Hacer una checklist: Consiste en tener una lista de prioridades te ayuda a ser más eficiente en el trabajo. De esta manera, evitas que te olvides de tareas importantes y seas consciente de los objetivos que vas cumpliendo. Además, de un vistazo podrás ver todas las tareas pendientes, lo que te hará más fácil darle prioridad a las más importantes.
  • Reunirse solo cuando sea imprescindible: Quizás ocurra en tu oficina, que se organizan reuniones por cualquier cosa. Es algo muy habitual pero no por eso significa que sea la mejor solución. Cuando se trata de solucionar pequeños problemas que se podrían solucionar con una llamada telefónica, se pierde mucho tiempo. Si organizamos reuniones, deben ser únicamente cuando sean imprescindibles.
  • Haz una sola cosa a la vez: Es muy común que en el trabajo intentemos ser multitarea. Pensamos que así somos más eficientes. Sin embargo, si quieres saber cómo ser eficiente en el trabajo, una de las cosas que debes dejar de hacer es intentar solucionar varias cosas a la vez. Cuando te centras en una sola cosa, terminas de hacerla antes. Además, estar concentrado en una única tarea te permite aumentar la calidad de tu trabajo. Por lo tanto, dile adiós a la multitarea y concéntrate en una sola cosa a la vez.
  • Termina lo que empiezas: Cuando estás en el trabajo, a menudo aparecen distracciones por diversos motivos. Pero si prestas atención a cada una de esas distracciones, perderás mucho tiempo. Si llegan “nuevas tareas”, déjalas a un lado hasta que hayas terminado la tarea actual.
  • Programa descansos: si piensas que conseguirás ser más eficiente si trabajas sin parar, estás equivocado. Tu cuerpo y tu mente necesitan despejarse del trabajo de vez en cuando. Programa descansos cada cierto tiempo, levántate, date una vuelta, toma el aire o lo que más te apetezca. Continuarás con tu trabajo más despejado y con las pilas cargadas.

Aunque existen más técnicas, consideramos que estas son las claves básicas. Ponlas en práctica y verás los resultados enseguida.

Quizá te interese: 10 consejos para dejar de procrastinar