Vuelve

Renta 2019 | Deducciones de la renta para pagar menos a Hacienda

26/4/2020
Autor
Aurelio Jimenez

¿Sabes cuáles son las principales deducciones de la renta para pagar menos a Hacienda? El pasado 1 de abril de 2020 arrancó la campaña de la Renta 2019. Desde esa fecha y hasta el próximo 30 de junio los contribuyentes tenemos la obligación de ajustar cuentas con la Agencia Tributaria: si en 2019 pagamos más IRPF del que nos correspondía, el borrador nos saldrá a devolver; y si por el contrario pagamos menos, tendremos que abonar la diferencia.En muchos casos, las deducciones fiscales que se aplican en la declaración pueden marcar la diferencia entre un borrador que sale a devolver y un borrador que sale a ingresar. Por esta razón, es importante conocerlas a fondo y asegurarnos de que están incluidas en nuestro declaración.Lee también: ¿Qué pasa con mi declaración de la renta si tengo dos pagadores?

¿Qué tipos de desgravaciones hay en el IRPF?

Las deducciones que se aplican en el IRPF tienen como objetivo incentivar a los contribuyentes a que actúen de una determinada manera. Por ejemplo, comprar una vivienda, hacer donativos a ONGs, tener hijos, crear un negocio… A cambio, el estado les aplica un “descuento” impositivo.En el IRPF existen dos tipos de deducciones: las deducciones estatales (que se aplican de forma general en todo el territorio nacional) y las deducciones autonómicas (que están previstas en la legislación de cada Comunidad Autónoma y sólo se aplican en esa área).Lee también: Qué es la Casilla 505 de la Renta y para qué sirve

¿Cuáles son las principales deducciones de la Renta 2019?

Vamos a hacer un repaso a las principales deducciones que pueden aplicarse en la campaña de renta correspondiente al ejercicio 2019:

  • Deducción por inversión en vivienda habitual.

Es la deducción más conocida y la importante de todas. Se suprimió a partir del 1 de enero de 2013, pero no con carácter retroactivo. Por tanto, si compraste tu vivienda habitual antes de esa fecha (o bien has satisfecho cantidades para su construcción, ampliación, rehabilitación o realizado obras por razones de discapacidad), puedes seguir aplicándote la deducción en las mismas condiciones que lo hacías antes de que se eliminase.La deducción por vivienda tiene dos tramos: uno estatal y otro autonómico. En total, los contribuyentes que cumplan los requisitos puede deducirse el 15% de los gastos de la hipoteca hasta un límite de 9.040 euros. Por ejemplo, si pagas 500 euros al mes de hipoteca, la deducción a la que tienes derecho es de 900 euros (el 15% de 6.000 euros).Lee también: Cómo pedir el borrador de la Renta 2019

  • Deducción por arrendamiento de la vivienda habitual.

Con la deducción por arrendamiento de la vivienda habitual pasa algo parecido. Este incentivo desapareció a partir del 1 de enero de 2015. Sin embargo, los contribuyentes que tenían un contrato de alquiler anterior a esa fecha y cumplen los requisitos pueden seguir aplicándose la deducción en los mismos términos y condiciones.Esta deducción es del 10,05% del importe anual pagado en concepto de alquiler, siempre que la base imponible del contribuyente no exceda de 24.107,20 euros. Por ejemplo, si pagas 500 euros al mes de alquiler, tienes derecho a una deducción de 603 euros (10,05% de 6.000 euros) en tu declaración.

  • Deducción por inversión en empresas de nueva o reciente creación.

Esta deducción comenzó a aplicarse a partir de 2013, tras la aprobación de la Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización. Es una deducción exclusivamente estatal y su objetivo es fomentar el espíritu empresarial.Se aplica sobre las cantidades satisfechas para la suscripción de acciones o participaciones en empresas de nueva o reciente creación, siempre que se cumplan unos requisitos. El porcentaje de deducción que se aplica es del 30%, sobre una base máxima de 60.000 euros.Lee también: ¿Afectará el coronavirus a la declaración de la renta 2019?

  • Deducción por maternidad.

La deducción por maternidad está dirigida a las madres trabajadoras. Para beneficiarse de ella, la madre debe tener un hijo menor de tres años, realizar un trabajo (por cuenta ajena o por cuenta propia) y estar dada de alta en el régimen correspondiente de la Seguridad Social.El importe de esta deducción es de 100 euros mensuales, es decir, 1.200 euros al año. Este dinero se puede cobrar por anticipado (cada mes la Seguridad Social ingresa 100 euros en la cuenta corriente) o aplicarse directamente en el borrador de la renta (lo que supondría una bonificación anual de -1.200 euros).Desde el 1 de enero de 2018, el importe de esta deducción se puede incrementar hasta 1.000 euros adicionales en determinados casos.

  • Deducción por familia numerosa, ascendiente con dos hijos o por personas con discapacidad a cargo.

Como la anterior, esta deducción es de 1.200 euros al año por familia numerosa y de 2.400 euros en el caso de las familias numerosas de categoría especial. Con la aprobación de los Presupuestos de 2018, se incrementa en 600 euros anuales adicionales por cada hijo que supere el límite de familia numerosa o especial.En el caso de las personas con discapacidad a cargo, la deducción asciende a 1.200 euros para ascendiente y descendiente.

  • Deducción por aportaciones a planes de pensiones.

Los planes de pensiones son uno de los productos de inversión más populares en nuestro país para obtener deducciones en la renta. ¿El motivo? La deducción fiscal que se puede aplicar en la declaración de la renta.El límite que podemos deducir son 8.000 euros anuales (que coincide con la aportación máxima que se permite a un plan de pensiones) o bien el 30% de los rendimientos netos del trabajo y actividades profesionales (la cifra más pequeña).Como es lógico, a mayores ingresos y mayor tipo impositivo aplicado, mayor deducción. Por ejemplo, alguien con un tipo marginal del 24% que invierta 5.000 euros podría desgravarse 1.200 euros.En este artículo te explicamos con todo lujo de detalles cómo funciona la desgravación de los planes de pensiones y cómo te permiten ahorrar hasta 3.600 euros en la declaración de la renta.

  • Otras deducciones.

Además de las propias de cada comunidad autónoma, otras deducciones interesantes de las que te puedes beneficiar son las siguientes:

  • Cuotas a sindicatos y a colegios profesionales. Pueden suponer un ahorro de entre el 20 y el 35% sobre la cuota aportada, según el tipo.
  • Deducción por cuotas y aportaciones a partidos políticos. En estos casos las deducción puede ser del 10, 25 o 30%, según el tipo.
  • Deducción por rentas obtenidas en Ceuta o Melilla. Desde el año pasado esta deducción se ha incrementado del 50 al 60% durante un plazo de al menos 3 años.
  • Deducción por doble imposición internacional. Para los contribuyentes con acciones extranjeras que les dan derecho a dividendo.

Ahora que ya conoces cuáles son las principales deducciones, no olvides incluirlas en tu declaración de la renta. Y si necesitas una ayuda para pagar tus impuestos, pide un crédito rápido de Vivus.

¿Quieres tu primer préstamo ya?

Consigue tus primeros 300€ sin intereses ni comisiones, y devuélvelos en 30 días

Solicita tu crédito ahora

Artículos Relacionados