Prestamos urgentes para imprevistos

Préstamos urgentes: solución a problemas de última hora

¿Te ha surgido una avería en el coche? ¿Te acaba de salir una gotera en el baño? ¿Se te ha roto la lavadora? ¿Tienes que pagar una derrama extra de tu comunidad de propietarios?  Son problemas de última hora que siempre suelen llegar en los peores momentos económicos y que desestabilizan nuestra economía doméstica.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

De este modo, en la tesitura económica en la que nos encontramos actualmente en España -en particular, y en el mundo en general-,  cualquiera de los imprevistos citados anteriormente pueden crear un problema grave a la economía de las familias. Esto se debe a que cada vez más familias viven el día a día y no siempre pueden disponer de  una reserva de dinero para posibles imprevistos.

Ante esta situación, ¿qué posibilidades tenemos para solucionar estos problemas de última hora y seguir con nuestra vida? Pues tradicionalmente, han sido cuatro las soluciones posibles a las que han acudido las familias:

  • No arreglar lo estropeado, lo que conlleva no acabar con el problema e incluso poderlo agrandar.
  • Pedir prestado a la familia o amigos. Solicitar a tus seres queridos si te pueden ayudar económicamente a salir del problema de última hora y devolverles poco a poco el dinero prestado.
  • Solicitar un adelanto de tu nómina. Si estás trabajando le puedes solicitar a tu jefe un adelanto de tu retribución personal mensual, aunque sabes que a final de mes cobrarás menos y por tanto se te puede generar otro problema financiero.
  • Pedir un préstamo personal en una entidad bancaria. Para ello, se necesita cumplir una serie de requisitos: tener una nómina que garantice ingresos regulares, comprobar el riesgo de la operación, etc. Todo ello lleva un tiempo, por lo que no se puede conseguir el dinero de forma inmediata.

Como se puede ver, este tipo de soluciones no son tan fáciles de conseguir actualmente. No obstante, hay nuevas alternativas como: pedir un préstamo urgente. Se trata de un tipo de préstamo rápido ofrecido por entidades financieras privadas como Vivus para el cual no se necesita ni nómina ni aval. Se puede pedir desde 50 euros hasta 900 euros y que se puede devolver hasta en 30 días.

Las principales ventajas de los préstamos urgentes son que se pueden solicitar en cualquier momento del día, puesto que se realizan online, y además se obtiene el dinero en tan sólo 15 minutos.

¿Te parecen los préstamos urgentes una buena solución ante imprevistos? ¿Has solicitado alguno? Danos  tu opinión.