diferencias entre salario bruto y salario neto

Salario bruto y neto: Diferencias

¿Estás a punto de aceptar una oferta de trabajo pero tan sólo sabes el salario bruto pero no en neto? Es decir, ¿no sabes cuánto vas a ganar mes a mes? No te preocupes en Vivus queremos que tengas claro qué diferencias hay entre salario bruto y neto para que puedas decidir perfectamente si ese es el puesto de tu vida o no.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

En primer lugar, vamos a definir qué es el salario. De este modo, según la RAE es “1) Paga o remuneración regular. 2) Cantidad de dinero con que se retribuye a los trabajadores por cuenta ajena”. En conclusión, el salario es la totalidad de percepciones económicas que recibe un trabajador por desempeñar su labor profesional.

Una vez que sabemos que el salario es el dinero que recibimos por nuestro trabajo, vamos a establecer qué es el salario bruto. En este sentido, el salario bruto es el dinero total que se paga a un trabajador, es decir, sin ningún tipo de retención. No es el dinero que recibiremos en nuestro banco sino el dinero sobre el que se aplican los diferentes descuentos o retenciones.

Así, hay que tener en cuenta que las principales retenciones que se aplican al salario bruto son  dos:

  1. Retenciones de la Seguridad Social: Son aquellas que se pagan este organismo y gracias a éstas retenciones los trabajadores tenemos pensión de jubilación, paro, cursos de formación y nos pagan cuando estamos de baja por enfermedad. En este sentido, son de cuatro tipos:
  • Cotización por contingencias comunes: Es un porcentaje que se destina al pago de las pensiones y otras prestaciones de la Seguridad Social (Ejemplo: baja de maternidad).
  • Cotización por desempleo: Se trata de un porcentaje que se destina a pagar las prestaciones del paro de aquellas personas que se quedan sin trabajo.
  • Cotización por accidentes de trabajo o enfermedad profesional: Es un porcentaje destinado a cubrir nuestro sueldo cuando sufrimos un accidente laboral o una enfermedad.
  • Formación profesional: es un porcentaje que se destina a formación de trabajadores. Como por ejemplo los cursos de reciclaje.
  1. Retenciones por IRPF: Es el porcentaje que se retiene a cada trabajador sobre el Impuesto sobre las Rentas de las Personas físicas (IRPF). Este porcentaje es variable y depende del sueldo de la persona. Así, el porcentaje más alto este 2016 es del 45% para rentas de más de 60.000€ al año. Hay que tener en cuenta que el porcentaje de retención de IRPF no depende tan solo del sueldo de la persona sino también de su situación personal: si tiene hijos al cargo, si está casado o soltero, si tiene hipoteca o no, etc.

De este modo, una vez que al salario bruto se le aplican todas estas retenciones o descuentos conseguimos el salario neto. Esté sí que es el salario real que los trabajadores recibimos en nuestra cuenta. Así, podemos definir el salario neto como el salario bruto menos las retenciones de la Seguridad Social y el IRPF.

En este sentido, la principal diferencia entre el salario bruto y el neto, es que el sueldo bruto es más grande que el neto ya que es aquel que no tiene descuentos.

De esta forma, si a la hora de cambiar de trabajo te realizan una oferta con salario bruto tendrás que tener en cuenta que ese no será tu salario real sino que estará sujeto a descuentos.

¿Tienes clara la diferencia entre salario bruto y neto? Cuéntanos tu experiencia.